11 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El vídeo de la madre de los niños asesinados en Getafe sobrecoge a los españoles

En proceso de separación, el padre incendió la casa con sus hijos dentro y luego se tiró a las vías del tren. Eran viejos conocidos de los medios de comunicación por su activismo.

Los dos menores fallecidos la noche de este martes en la localidad madrileña de Getafe, un niño de 13 años y su hermana de 8 años, se encontraban solos y encerrados en la vivienda en la que se produjo el incendio que ha acabado con sus vidas. Todo indica que su padre prendió fuego a la casa antes de quitarse la vida arrojándose a la vía del tren.

La llamada de un vecino al teléfono de emergencias 112 alertó del incendio en la vivienda de la plaza Benjamín Palencia de Getafe y cuando los efectivos de Bomberos de la Comunidad de Madrid llegaron al lugar, fue la madre de los menores la que se encargó de abrir con sus llaves la vivienda para facilitarles el acceso al inmueble.

Una vez en su interior, los efectivos del servicio de extinción de incendios localizaron en una de las habitaciones, la única afectada por las llamas, los cuerpos sin vida de los dos menores sobre un colchón. El chico, de 13 años, presentaba una minusvalía que le obligaba a utilizar una silla de ruedas.

Según los primeros indicios recabados en el lugar, el fuego se originó por causas que están siendo investigadas en la habitación donde se encontraban los menores. Era un pequeño incendio que fue rápidamente extinguido, aunque el resto de la vivienda estaba afectada por la presencia de humo.

Casi al mismo tiempo, a las 21.20 horas, se recibía una primera llamada al 112 en la que el maquinista de un tren de Cercanías alertaba de un arrollamiento en la estación de Getafe Industrial. Al analizar la documentación que portaba la víctima se comprobó que se trataba de un hombre de 46 años cuyo domicilio correspondía con la vivienda del incendio.

Poco tardó en confirmarse de que era el padre de los menores y, aunque todas las hipótesis permanecen abiertas, los indicios apuntan a un suicidio después de haber matado a sus dos hijos. Según los primeros datos, la pareja estaba en trámites de separación pero la familia ha insistido mucho en que no había denuncias previas, ni ningún atisbo de malos tratos.

La madre de los menores sufrió una crisis de ansiedad al conocer el fallecimiento de sus hijos y fue trasladada a dependencias municipales, donde está siendo atendida junto a otros miembros de la familia.

Se da el caso de que la madre era una persona muy conocida en la localidad madrileña por su intensa implicación y activismo a favor de los derechos no sólo de su hijo, sino de todas las personas con necesidades especiales. 

De hecho, Raquel ya apareció en los medios de comunicación en 2014 denunciando que un autobús había impedido la entrada a uno de los menores. Se trata del niño que ahora ha fallecido con 13 años. El menor tenía parálisis cerebral y usaba silla de ruedas.

En los hechos que denunció entonces, la madre aseguraba que el conductor del autobús no bajó la rampa impidiendo así el acceso de su hijo y pedía que no volviera a ocurrir, unas imágenes que ahora han sobrecogido a los ciudadanos y que este miércoles recuperó el Espejo Público de Susanna Griso en Antena 3.

No sólo eso, en El Programa de Ana Rosa de Telecinco, Joaquín Prat se mostró muy afectado porque tanto él como Maxim Huerta habían colaborado en un calendario solidario que Raquel realizaba por la enfermedad de su hijo con parálisis cerebral.

 

Comenta esta noticia
Update CMP