25 de febrero de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Cospedal negocia con Casado el futuro de su gente: como Montserrat y Tejerina

Cospedal y Casado, en Génova.

Cospedal y Casado, en Génova.

La exsecretaria general medita a esta hora si darle públicamente su apoyo o trabajar para que gane sin salir a la palestra. Ni pide nada para ella pero sí quiere garantías para los suyos.

María Dolores de Cospedal y el PP de Castilla-La Mancha tratan de digerir una derrota que ha dejado muy tocada a la que ha sido la secretaria general del PP durante una década. 

Tanto que a esta hora la derrotada de las primarias del PP se plantea su retirada de la política. Dice que ha abierto un "periodo de reflexión", aunque antes tiene otra decisión importante que tomar: hacer público y manifiesto su apoyo a Pablo Casado o dedicarse a trabajar entre bambalinas para que gane, pero sin salir a la palestra. 

Los contactos entre ambos empezaron la misma noche del jueves, cuando mantuvieron una larga conversación en la que Cospedal empezó por felicitar al segundo clasificado. 

La exsecretaria general del PP no pide nada para ella, como dejó claro en su comparecencia de Génova 13, pero quiere asegurarse de que si gana Casado integrará a su gente. Como a las exministras Dolors Montserrat e Isabel García Tejerina. Ahí está la negociación ahora. 

La primera fue su portavoz de campaña. La segunda apostó por Cospedal aun sabiendo que ello le supondría enfrentarse al presidente del PP de Valladolid, Jesús Julio Carnero, firme apoyo de la exvicepresidenta. 

Por los planes de Cospedal no pasaba postularse como sucesora de Mariano Rajoy, sino trabajar en favor de una candidatura única encabezada por Alberto Núñez Feijóo. Pero todo cambió cuando Casado pilló a contrapié a todo el partido y se lanzó a la carrera, y a las pocas horas el presidente gallego anunció que se quedaba en Galicia. 

Cospedal supo que nada iba bien cuando vio los resultados de Castilla-La Mancha. Es cierto que se impuso en las cinco provincias (2.922 votos), pero aun así Pablo Casado sacó en su feudo 1.113 votos. Y Soraya Sáenz de Santamaría, su archienemiga, 423.

Son demasiadas goteras en un partido, el PP de Castilla-La Mancha, que el año que viene se enfrenta a elecciones municipales y autonómicas sin tener un sucesor claro para la mujer que por primera vez llevó al PP al Palacio de Fuensalida. 

Hay quien especula a esta hora con que Cospedal pudiera encaminar sus pasos a la Eurocámara, que celebra elecciones el año que viene. En su etapa de ministra de Defensa Cospedal entró en contacto con la política europea, y le gustó. Sin embargo, también se plantea colgar las botas

Lo que sea que decida lo anunciará en los próximos días. 

Comenta esta noticia
Update CMP