30 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Iglesias busca enterrar el "caso Dina" pero PP, Cs y Vox tratan de impedirlo

Pablo Iglesias, en una sesión en el Congreso.

Pablo Iglesias, en una sesión en el Congreso.

La estrategia dilatoria de Podemos pretende sacar de la actualidad el escándalo que salpica al vicepresidente. Con la ayuda de la Fiscalía y el "ruido" del "caso Juan Carlos I".

Dicen que el tiempo todo lo cura. Y esa es la estrategia de Pablo Iglesias para salir indemne del escándalo del caso Dina que le persigue en los medios de comunicación, pero que en realidad le acecha en un juzgado de la Audiencia Nacional.

Podemos quiere enmascarar el asunto del secuestro del teléfono de Dina Bouselhamm y los supuestos apaños entre el fiscal Ignacio Stampa y la abogada de Iglesias, Marta Flor, en el ruido creado por el caso Corinna y aprovecharse además de los meses de vacaciones estivales.

Pero la oposición no quiere permitir que el vicepresidente segundo se vaya de rositas. Y como hizo la pasada semana en el Senado -que ha cerrado hasta septiembre-, va a tratar de aprovechar su última oportunidad para desenmascarar al líder morado con un exhaustivo tercer grado parlamentario que le deje en evidencia.

Cabe recordar que el pasado martes, el PSOE y Podemos unieron sus fuerzas en la Mesa de la Cámara Baja para frenar la comparecencia de Iglesias, alegando que se trata de un asunto "privado" y ajeno, por tanto, al control parlamentario al que está sometido el Gobierno.

Así que, frente a este intento de "amordazar" al Congreso, según denuncian desde el PP, tanto este partido como los de Santiago Abascal van a aprovechae la próxima sesión de control para pedir explicaciones a la vicepresidenta Carmen Calvo, al propio afectado y a la ministra de Igualdad, Irene Montero.

 

Por mucho que se empeñe en vetar sus comparecencias en el Congreso, el problema lo tiene Iglesias con el juez Manuel García Castellón.

 

"¿Considera que incumbe al Gobierno el denominado caso Dina?", reza el interrogante que la secretaria general de Vox, Macarena Olona, prevé dirigir este miércoles a la número dos del Gobierno.

Por su parte, el secretario general del PP, Teodoro García Egea, que suele interrogar a Iglesias en las sesiones de control ha registrado para él una pregunta genérica pero que, previsiblemente aprovechará para sacar a colación la citada pieza separada del caso Villarejo.

Tampoco se alude expresamente a este asunto en la iniciativa parlamentaria que ha registrado la diputada popular Belén Hoyo para la ministra de Igualdad: "¿Qué es para usted una conducta machista?", plantea Hoyo. Una última ofensiva antes del cierre del Congreso para evitar el apagón y el cerrojazo del caso Dina que quieren imponer PSOE y Podemos.

Comenta esta noticia