05 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La hipocresía de un vecino pone en órbita a Antonio García Ferreras en La Sexta

Antonio García Ferreras presentando "Al rojo vivo" en La Sexta

Antonio García Ferreras presentando "Al rojo vivo" en La Sexta

El presentador de "Al rojo vivo" no dio crédito a lo que hizo un hombre en Madrid en plena crisis sanitaria. Unos hechos que enfadaron al periodista y los cuales reveló en el programa.

La crisis sanitaria a la que se enfrenta España desde hace un mes ha hecho que muchos profesionales del sector sanitario hayan tenido que desplazarse desde sus comunidades autónomas a Madrid dado que en la capital se encuentran el mayor número de contagios por Covid-19.

Clara Serrano del Rey, enfermera, viajó desde Castilla La-Mancha para enfrentarse a la pandemia en primera línea. Sin embargo, tras unos días de trabajo en la capital, Clara dio positivo en coronavirus y fue entonces cuando su casero, con quien compartía piso, la echó del mismo.

"Yo estaba alquilada en un piso con un contrato verbal y al dar la noticia a mis compañeros de piso, entre los que figuraba mi casero, pues me dice que tengo que abandonar la vivienda", le relató la joven a Antonio García Ferreras en Al rojo vivo.

"Me dicen que me tengo que ir porque soy una egoísta porque sabiendo que estaba en una planta de Covid-19 pues sabía que podía contagiarles", explicó en el programa de La Sexta, asegurando que se dirigieron "de muy malas maneras". "Fue muy bochornoso", añadió.

Un episodio tras el cual la enfermera le contó a Ferreras que tuvo que llamar al 091 porque no sabía cuál era su posición legal en ese momento. "La Policía me dice que no tengo que abandonar la vivienda, que lo que prima es lo que diga Sanidad y no lo que diga el propietario del piso", contó Clara.

Aun así, el casero no entendió la situación y la Policía tuvo que acudir a la vivienda. Fue entonces cuando Clara explicó a los agentes que ella ya se había puesto en contacto con el sindicato de enfermería para encontrar otro piso ya que, a pesar de que tenía derecho a seguir en el que estaba, no quería seguir compartiendo piso con sus hasta entonces compañeros dada la situación.

Tal y como apuntó Ferreras, poco después el SATSE le consiguió a la joven una plaza en uno de los hoteles medicalizados de la Comunidad de Madrid. Clara quiso entonces agradecer el trato recibido. "Me traen revistas, notas de amor", dijo la enfermera.

Una historia que dejó sin palabras a muchos y que contribuyó a que Al rojo vivo cosechara este martes un 15,9% de cuota de pantalla y 1.526.000 espectadores, mejorando así los datos registrados el día anterior.

Comenta esta noticia