06 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La posible irrupción de Errejón, otro clavo para el ataúd de Iglesias

Errejón e Iglesias, cuando compartían bancada en el Congreso

Errejón e Iglesias, cuando compartían bancada en el Congreso

El que fuera cofundador de Podemos amaga con dar el salto a la política nacional, convirtiéndose en un aliado más propicio para el PSOE que, además, hundiría de todo al líder morado.

El lunes ha traído dos malas noticias para Pablo Iglesias cuya sola coincidencia ya despierta muchas sospechas. Al anuncio de la ruptura de negociaciones por parte de Pedro Sánchez, se ha unido el amago de Íñigo Errejón de dar el salto a la política nacional. Sumando ambos anuncios se dibuja en el horizonte cercano unas elecciones en las que el líder de Podemos sufriría un doble varapalo: el exclusivo de someterse a las urnas cuando los sondeos no son nada propicios para las siglas podemitas y el de enfrentarse a otro líder de la izquierda que le restaría votos y que, además, se entendería mejor con el PSOE.

El que fuera cofundador de Podemos y actual portavoz de Más Madrid en la Asamblea de Madrid no ha descartado concurrir a las próximas Elecciones Generales, convencido de que "hay espacio para que fuerzas progresistas no sectarias saquen buenos resultados”.

Según ha señalado en una entrevista en el diario El Mundo, muchos de los rumores sobre su salto a la política nacional en el caso de una repetición electoral responden "a los nervios de quienes están negociando la investidura", pero insiste en reconocer que hay espacio para que otros partidos de corte progresista recaben un nutrido apoyo ciudadano en la urnas.

 

Errejón, no obstante, se limita a reivindicar a Más Madrid como una fuerza política madrileña: "En política he aprendido a no descartar casi nada. Pero no estamos en eso sino en construir Más Madrid. Que eso luego sirva de inspiración para otros lugares nos alegraría, pero los tiempos de la política y los de la actualidad no son los mismos", afirma.

Errejón expresa, asimismo, su deseo de que las fuerzas políticas "lleguen a un acuerdo" para la investidura de Pedro Sánchez "sin dejarse los deberes para septiembre". Aunque su sola insinuación de que podría comparecer en una más que posible cita electoral en otoño ya está causando más de un temblor en la casa morada.

 

Comenta esta noticia
Update CMP