25 de agosto de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Un hachazo nuclear entre amigas de cadena provoca llanto y estampida en Sálvame

Isabel Pantoja y su entrevista han provocado la guerra en el plató de Sálvame.

Isabel Pantoja y su entrevista han provocado la guerra en el plató de Sálvame.

En el amor y en la guerra todo vale y en el plató del programa del corazón de Telecinco no hay amigos que valgan cuando el tema es espinoso y la cosa se pone calentita. Ya deberían saberlo.

Con todo el sarcasmo del mundo, Kiko Hernández pidió este lunes una ovación para el incisivo periodismo de Lydia Lozano durante la entrevista a Isabel Pantoja en la última gala de Supervivientes.

La periodista explicaba que su actitud fue acorde a las circunstancias y Anabel Pantoja, con el objetivo de defender a su tía, hizo un comentario que provocó un tenso enfrentamiento...

"Lo que a mí me llega es que querían que mi tía estuviera cómoda y querían escucharla", estas palabras de Anabel Pantoja al respecto provocaron las réplicas destructoras de Kiko Hernández y Rafa Mora, y ella intentó silenciarles llamándoles "papagayos".



Pero la situación no para de tensarse más y más y Anabel puso como ejemplo que hay veces que los directores de Sálvame piden que los colaboradores no intervengan en una entrevista para que el entrevistado se sienta cómodo hablando con el presentador y María Patiño terminó por marcharse de plató mientras Gema López soltó: "Confirma entrada a medida, salida a medida y entrevista a medida y ella que se tiraba de los pelos llega hoy con su santo fandango y lo confirma".

"Como reality muy bien, pero como superviviente es tan mala como tú como defensora", le espetó Gema a su amiga y Anabel, entre lágrimas, se fue sola móvil en mano. A partir de aquí se sucedieron un par de salidas de plató que la sobrina de Isabel zanjó pidiendo perdón a sus compañeros y, en particular, "al papagayo más guapo de Telecinco", en alusión a Kiko Hernández.

Comenta esta noticia
Update CMP