22 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El palo económico por retirar la fragata Méndez Núñez y no apoyar a Trump

La fagata española, sobrevolada por tres aviones de combate norteamericano

La fagata española, sobrevolada por tres aviones de combate norteamericano

El Gobierno de Pedro Sánchez no solo se expone a una fuerte crisis diplomática por no respaldar a EEUU en Oriente Próximo; también están en juego contratos y cientos de puestos de trabajo.

La orden del Gobierno de Pedro Sánchez de retirar la fragata 'Méndez Nuñez' del grupo de combate de EE UU en Oriente Próximo puede tener no solo consecuencias diplomáticas y para la imagen externa de nuestro país. También cabe la posibilidad de que dé lugar a un severo palo para neustra economía, en forma de pérdida de contratos y puestos de trabajo.

La orden del Ministerio de Defensa ha consistido en retirar transitoriamente la fragata española del grupo de combate encabezado por el portaaviones 'USS Abraham Lincoln'. La decisión del departamento liderado por Margarita Robles es de carácter "temporal" y solo mientras el portaaviones estadounidense se encuentra en la zona de Oriente Próximo. En concreto, el 'USS Abraham Lincoln' busca contrarrestar "señales claras" de amenazas por parte de Irán en la región.

Las tensiones han aumentado coincidiendo con el primer aniversario del abandono del pacto nuclear de 2015 por parte de Estados Unidos, una decisión adoptada por Donald Trump por considerar que Irán no estaba cumpliendo sus compromisos y que debe detener el desarrollo de su programa de misiles y abandonar su influencia en conflictos de la región de Oriente Próximo.

Desde la salida del acuerdo, el Gobierno estadounidense ha reactivado las sanciones contra la República Islámica y ha ordenado a países de todo el mundo que dejen de comprar petróleo iraní o afrontarán sanciones por esas compras. Los países europeos firmantes del pacto, que se opusieron a la salida de Estados Unidos, han estado intentando mantener a flote el acuerdo y han tratado de impulsar medidas para rebajar el impacto económico de las sanciones estadounidenses contra la República Islámica.

Una fragata española a examen de la USS Navy

Se da la circunstancia de que la fragata 'Méndez Núñez' zarpó después de superar los procesos de evaluación y certificación el pasado 11 de abril de Ferrol para iniciar el despliegue operativo en el Grupo de Combate 12 como escolta del 'USS Abraham Lincoln'. Antes, en los meses de enero y febrero, la fragata española -con una dotación de 215 efectivos- participó en un ejercicio de integración con las unidades del Grupo de Combate en aguas de la costa Este de Estados Unidos.

El navío español, por tanto, estaba a prueba y bajo examen de las fuerzas armadas norteamericanas, ya que la USS Navy tiene previsto adquirir 20 buques de estas características, que aspiran ser construidos por General Dynamics. Y el socio tecnológico ha de ser astillero español Navantia.

Así las cosas, y como coinciden en señalar  los expertos en industria militar, esta maniobra del Gobierno español no va a ayudar precisamente a que se confirmen estos contratos. Más bien despiertan desconfianza, tanto para los presentes contratos como los que puedan proceder en colaboraciones futuras.

 

Comenta esta noticia
Update CMP