05 de diciembre de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La mujer de Ramón García confirma el durísimo momento que atraviesa su marido

Ramón García.

Ramón García.

El conocido y querido presentador se enfrenta a uno de los momentos más duros de toda su vida, tal y como ha compartido su esposa, Patricia Cerezo, en su cuenta de Instagram.

El veterano y querido presentador Ramón García está atravesando por uno de los momentos más difíciles de toda su vida después de que su padre haya fallecido a los 89 años de edad. 

Ha sido la esposa del presentador, Patricia Cerezo, la que ha compartido la triste noticia con todos sus seguidores en Instagram. 

De sus emotivas y sentidas palabras en la conocida red social se desprende que Patricia estaba muy unida a su suegro: "He tenido la suerte en esta vida de tener al mejor suegro del mundo. Desde el primer día que me conoció, hace más de 25 años, me ha tratado y querido como a una hija". 

Por eso, asegura que "quien le ha conocido sabe que no exagero al decir que Ramón es la bondad personificada. Siempre sonriendo, siempre amable, siempre cariñoso. Has sido mi debilidad querido suegro. Y la tuya, tus nietas. Te dejabas hasta despeinar por ellas, que tu hijo decía que jamás permitías que te tocaran el pelo, siempre tan impecable". 

Asimismo, Patricia señala que se queda tranquila porque Ramón se ha ido "en paz": "Has tenido una vida maravillosa, y lo mejor de todo es que estarás ahora con mi padre, con el que tanto te reías. Qué alegría le habrá dado al verte", señala en el mensaje que concluye con un "te quiero" y que acompaña con varias fotografías de Ramón junto a su hijo y sus nietas. 

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 

He tenido la suerte en esta vida de tener al mejor suegro del mundo. Desde el primer día que me conoció, hace más de 25 años, me ha tratado y querido como a una hija. Quien le ha conocido sabe que no exagero al decir que Ramón, es la BONDAD personificada. Siempre sonriendo, siempre amable, siempre cariñoso. Has sido mi debilidad querido suegro. Y la tuya, tus nietas. Te dejabas hasta despeinar por ellas, que tu hijo decía que jamás permitías que te tocaran el pelo, siempre tan impecable. Me quedo con la tranquilidad que te has ido en paz, que has tenido una vida maravillosa y, lo mejor de todo, es que estarás ahora con mi padre con el que tanto te reías. Qué alegría le habrá dado al verte. Te quiero Ramón

Una publicación compartida de Patricia Cerezo De Castellví (@paticerezo) el

Comenta esta noticia
Update CMP