03 de diciembre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El mote que los íntimos de Pedrojota han puesto a su ex deja poco a la fantasía

Pedrojota Ramírez y su actual esposa, Cruz.

Pedrojota Ramírez y su actual esposa, Cruz.

Descubrimos quién se esconde detrás de Cruz Sánchez de Lara, la esposa del famoso periodista, ahora muy cabreado con su ex. Rosa Benito, de peluquera a mente maquiavélica de Rocío Jurado.

 

 

Esta última semana ha sido la de Ágatha Ruiz de la Prada. No por sus desfiles sino por sus intervenciones en televisión. Fue el viernes en el programa de Carlos Sobera Volverte a Ver y un día después en Sábado Deluxe. Durante una de las intervenciones, sale a la luz que la actual mujer de Pedrojota Ramírez podría ser la responsable de la salida en los últimos meses del periódico de su actual marido de algunos de sus accionistas.

ESdiario se ha puesto en contacto con algunos de estos accionistas y aseguran nada más lejos de la realidad. El ex de Ágatha Ruiz de la Prada lo que ha hecho ha sido comprar las acciones de algunos socios minoritarios. Hasta el punto de llegar al 60% del total. De la compra de estos accionistas minoritarios, en total 8 socios, dos de ellos han mantenido una buena relación con la modista internacional Ruiz de la Prada.



Y estos dos son los que han querido ofrecer una visión totalmente distinta a la realidad. La salida de estos socios no era por la mala relación con la mujer de Pedrojota. 

La vida de Cruz Sánchez de Lara poco tiene que ver con el periódico de su marido. Cruz es una de las mejores abogadas matrimonialistas del país junto a otro despacho -el de Isabel Winkels- quien ha llevado la dirección técnica de los procesos judiciales de Josep Santacana, ex de Arantxa Sánchez Vicario. Sánchez de Lara es presidenta de THRibune, una ONG que colabora con África. Sánchez de Lara tiene grupos dispares de amigos. De distintas esferas. En algunas de ellas se encuentra la cantante Chenoa o la actriz Lidia San José.

Sánchez de Lara estuvo en el Consejo de Administración del periódico de su marido. De ahí a intervenir en la compra de las acciones de su esposo hay un largo trecho. Los socios que han vendido su participación tenían una motivación clara. Querían sanear sus cuentas y a la parte compradora le interesaba quedarse como socio mayoritario.

El argumento de echarse la culpa entre mujeres es más de una España de Puerto Hurraco que una realidad del siglo XXI. ESdiario aprovecha para preguntar a este garganta profunda si llaman de alguna manera a Ágatha Ruiz de la Prada y sin ambages responde: "La ex de Pedrojota responde a los cánones de la vieja dama del réncor. El error de Pedro fue no haberse separado antes. Esa fue su equivocación".

Otra mujer ha sido protagonista esta semana. Rosa Benito ha pasado de ser la peluquera de Rocío Jurado a ser la mente maquiavélica que diseñaba a quién había que investigar en la familia desde la sede de operaciones situada en La Moraleja, la que fue residencia de La Más Grande.

Este fin de semana, en el programa Viva la Vida que presenta Emma García se aseguraba que Rosa Benito encargó investigar a Antonio David Flores. Rosa Benito se pronuncia: "¡Qué horror!", exclama la colaboradora de televisión.

Lo paradójico de esta información es que Rosa Benito ha pasado de ser un personaje secundario en la vida de Rocío Jurado -según algunos- a ser la mente pensante de las maniobras de la cantante -según otros-. Ante la disparidad de opiniones, quizás lo más lógico sea quedarse con la versión de Rosa: "Yo he trabajado para ella. Y mucho que he trabajado. Nunca he vivido de ella".

Comenta esta noticia
Update CMP