25 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sainz espera un Dakar duro y con sorpresas pero llega preparado

A 10 días para que comience el Dakar, Peugeot y Carlos Sainz citaron a la prensa para transmitir sus sensaciones. Esperan una carrera de condiciones extremas, pero están listos para ella.

La firma gala está dispuesta a repetir su triunfo en la carrera por etapas más dura del planeta, y después del traspié del año pasado, fruto del escaso tiempo de desarrollo que el coche tenía, este año llegan con un coche mucho más evolucionado y con un equipo de lujo tras sus volantes que ya se conoce como el “dream team” del Dakar. Sainz, Peterhansel, Loeb y Despres, y un Peugeot 2008 DKR totalmente renovado se enfrentan al reto de alzarse con su quinta victoria en el mítico Dakar, 26 años después.  

El Rally Dakar 2016 recorrerá un total de 9.154 Km, prácticamente la mitad de ellos cronometrados, que les llevarán por los terrenos más difíciles del norte de Argentina y Bolivia, en un trayecto de condiciones cambiantes, en el que se recorrerán tanto dunas áridas como zonas de alta montaña y que supondrá todo un reto para los 354 participantes inscritos, 110 de ellos en la categoría de Coches. El equipo Peugeot Total contará con el apoyo de una escuadra experimentada que suma 22 victorias en el Dakar, y el gran rival a batir son las 12 parejas de los equipos Mini All4 Racing, con Nani Roma entre ellos, un equipo al que la base BMW le da sin duda ventaja en cuanto a evolución.

Las cuatro victorias consecutivas en el Rally Dakar durante el periodo 2012-2015 convierten sin lugar a dudas al Mini All4 Racing en el coche a batir, pero todos los competidores se enfrentan este año a una prueba nueva mucho más intensa a través del corazón de América del Sur. La retirada de Perú del itinerario para este 2016 ha creado sin lugar a dudas un evento más exigente para pilotos, equipos y vehículos. Los tres primeros días de competición presentan ahora pistas más técnicas, mientras que la incorporación de una nueva etapa de resistencia se convierte en un verdadero test de aguante y fiabilidad para los vehículos participantes. 

Para luchar con las mayores garantías el Peugeot 2008 DKR ha experimentado muchas evoluciones en aspectos de vital relevancia como la anchura, la largura, la distancia entre ejes, el peso, la aerodinámica, la potencia. Todo se ha mejorado de manera exponencial. Carlos Sainz, vencedor del Dakar 2010 y doble Campeón Mundial de Rallies WRC lo tiene muy claro: “Todo se ha desarrollado como estaba previsto. El coche ha demostrado estar libre de problemas. Su potencial es mucho más elevado que el que tenía el vehículo del año pasado a estas alturas y su fiabilidad es también muy satisfactoria. En el Rally de Marruecos pudimos comprobar que vamos en la dirección adecuada”. La presencia de Lucas Cruz como copiloto y una intensiva preparación física que ha incluido sesiones de ciclismo en sauna y cámaras hiperbáricas son sus armas personales.

Para el director de Peugeot Sport Bruno Famin, “no hay un cambio más importante que el resto. Se trata realmente de una serie de evoluciones en diferentes aspectos de las que esperamos que, en conjunto, conformen una importante mejora global. Los puntos en que nos hemos concentrado son la estabilidad del coche y la elasticidad del motor. Bajo la carrocería, tanto la suspensión como el motor han evolucionado de manera notable”.

Comenta esta noticia
Update CMP