15 de julio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El BOE desvela por sorpresa el plan de Sánchez para sacar ya a Franco del Valle

El 10 de junio Franco saldrá del Valle de los Caídos rumbo a El Pardo. Pero no llegará a un santuario "privado". Dependerá del Gobierno, y éste es el plan en marcha.

La fecha elegida está clara: el 10 de junio, dentro de apenas un mes. Y la manera de lograrlo, también es conocida desde este sábado, a través del único periódico con rango oficial que recoge literalmente los planes del Gobierno para sacar a Franco del Valle de los Caídos y, a la vez, evitar que su inhumación en El Pardo convierta el espacio en un santuario.

Para evitar esto último, la hoja de ruta ha quedado desvelada: se trata de recuperar el panteón de El Pardo como un bien de la Administración General del Estadio, "expropiándosela" a Patrimonio Nacional para lograr que la nueva tumba tenga reconocida, por decirlo de algún modo, el derecho que la ley asignaba a un Jefe de Estado en ese tipo de bienes.

Aunque parezca enrevesado, se puede traducir el plan de esta manera: si el panteón de El Pardo siguiera adscrito a Patrimonio, los propietarios a efectos de uso serían los herederos de Franco. De esta manera, lo será el Estado. Es decir, el Gobierno. Esto es, Pedro Sánchez.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado este sábado un real decreto aprobado por el Gobierno para conceder a la Administración General del Estado la titularidad del panteón del cementerio de El Pardo donde será enterrado Franco y que hasta ahora pertenecía a Patrimonio Nacional.

Según explica el texto, el consejo de administración de Patrimonio Nacional acordó pedir al Gobierno la desafectación de esta cripta el pasado mes de marzo, una vez que trascendiera los planes del Gobierno para exhumar al dictador del Valle de los Caídos y trasladarlos al cementerio madrileño de El Pardo.

Una jugada redonda

"Resulta evidente que la concesión de un título de derechos funerarios sobre una unidad de enterramiento no se relaciona ni ajusta con los fines a que han de destinarse los bienes y derechos integrantes del Patrimonio Nacional, según su ley reguladora", argumenta la publicación del Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, cartera que preside Carmen Calvo.

Según dispone la ley, los bienes y derechos adscritos al Patrimonio Nacional están destinados al uso y servicio de la Familia Real. Sin embargo, su consejo de administración puede adoptar las medidas conducentes al uso de los mismos con fines culturales, científicos y docentes.

Por ello, tras la desafectación efectuada por el Gobierno, el panteón donde previsiblemente será enterrado Franco ha dejado de pertenecer a Patrimonio Nacional desde este sábado, al igual que su uso destinado al servicio del Rey, para adscribirse al Estado.

A medidos de marzo, Calvo anunció que los restos del dictador serían exhumados del Valle de los Caídos y trasladados al cementerio de El Pardo el próximo 10 de junio, siempre y cuando el Tribunal Supremo no lo suspenda antes como consecuencia del recurso presentado por la familia, al que ha presentado alegaciones la Abogacía del Estado.

 

Calvo explicó que el proceso se llevará a cabo sin "comunicación ni convocatoria pública" y se adoptarán las medidas necesarias para evitar el uso de medios de captación y reproducción de imagen y sonido, ya que el fin es poder "preservar la intimidad" de la participación de la familia y "de los restos del dictador".

La vicepresidenta justificó que, con esta decisión, el Gobierno concluía el proceso abierto para el traslado de los restos del dictador que contempla la Ley de Memoria Histórica, insistiendo en varias ocasiones de que el Ejecutivo ejerce sus competencias con independencia de las decisiones que adopten otros órganos, en referencia al Tribunal Supremo.

Comenta esta noticia
Update CMP