Los letrados abren la puerta a la anulación judicial de la ley del juego

La Ley del Juego debatida el lunes en les Corts Valencianes se vota finalmente tres días después, de forma inhabitual. Los letrados de la Cámara justifican el proceso

La ley de juego no llegó a votarse al final de su debate el pasado lunes ante la negativa de Vox a que pudiera utilizarse la fórmula ponderada. Un cambio de postura a raíz del dictamen del catedrático Vicente Garrido que ha "obligado" a aplazar el proceso a hoy jueves, lo que tiene como efecto que romper el precepto reglamentario de votar al acabar el debate.

Todo quedó pendiente del informe de los letrados de les Corts, que trascendió anoche, ante la contradicción entre el sistema empleado y el regulado por el propio reglamento de las Cortes, que tiene rango de ley, y por tanto no puede ser modificado por el presidente del parlamento unilaterlamente.

El  informe jurídico suscrito por  Francisco J. Visiedo y Juan Antonio Martínez Corral, más allá de lamentar la "precaria situación", pretende validar la tesis del presidente del parlamento Enric Morera para permitir que la votación siga adelante con voto telemático tres días después de la discusión de la ley del juego. Este sistema de votación, hasta ahora, debía soliciatarse de forma anticipada a la celebración del pleno, que ya se inicio el lunes.

Por ello, desde Vox, de forma gráfica, se mantiene que "se han cambiado las reglas del juego una vez empezado el partido". Al tiempo que se insiste en las supuestas "incongruencias" del presidente Morera para salvar la aprobación de la ley del juego por un trámite excepcional y de urgencia.

Con todo, los letrados de las Cortes, pese a mantener que es legal la modificación del orden del día y el cambio en el sistema de votación,  se curan en salud y subrayan que cualquier diputado o grupo parlamentario puede ejercer las acciones procesales o de otra naturaleza  que puedieran estimar conveniente.  

 

Comenta esta noticia