22 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Ensalada diferente de sandía, el oro rojo del verano

Si quieres darle protagonismo a la sandía prueba a transformarla en un excelente primer plato

La sandia es una de las frutas por antonomasia del verano, Es refrescante, ligera, rica y sobre todo jugosa.  Su alto contenido en agua, casi un 93%, y su muy bajo contenido en calorías, la hace perfecta para poder comerla sin remordimientos a cualquier hora del día, por lo que también se convierte en el picoteo perfecto.

Para garantizarte un éxito rotundo debes comprar una sandía dulce, jugosa y crujiente, y para ello es fundamental tener en cuenta estos tres puntos a la hora de seleccionarla en el mercado:

1º Una buena sandía, se reconoce por el sonido que emite cuando se golpea. Éste ha de ser hueco y fuerte.

2º Localiza la mancha que ha estado en contacto con el suelo, esta debe tener un color amarillento, si es blanquecina o verdosa, es señal de que se recolectó antes de su tiempo de maduración y por lo tanto no estará sabrosa.

3º Si quieres conocer su punto exacto de maduración, levanta un poco la piel con la uña: si ésta se separa fácilmente, la sandía está lista para ser consumida.

Y ahora sí, ya puedes tomar buena nota de la que a partir de ahora será tú ensalada favorita del verano.

 

Ingredientes para 4 personas

½ sandía

200 gramos de queso feta

¾ de taza de avellanas

½ cebolla roja

10 hojas de menta

2 cucharadas de miel

 

Elaboración

1.- Corta la sandía en pequeños dados y colócala en una ensaladera.

 

2.- Añade la cebolla picadita, el queso feta desmigado con las manos, unas hojas de menta partidas y unas avellanas machacadas en un mortero.

 

3.- Extiende por encima la miel…

 

y disfruta de una sencilla, deliciosa, rápida y diferente ensalada veraniega.

Yo que tú, la preparaba hoy mismo.

 

Comenta esta noticia