27 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Antonio Burgos explota contra la "gentuza" que sustituyó a la cabra de la Legión

Antonio Burgos.

Antonio Burgos.

Siempre directo y al grano, el periodista y escritor protesta indignado contra la "vergüenza" del sustituto elegido para suplantar los comentarios sobre la protagonista habitual del Desfile.

No es ningún secreto que cada año durante el desfile con motivo de la Fiesta Nacional del 12 octubre, gobernara quien gobernara y reinara quien reinara, una habitual de los focos y del interés mediático y popular era la cabra de la Legión. Cada año si no es el presidente del Gobierno de turno, es algún miembro de la Familia Real quién copa la atención y los titulares... pero la cabra es un fija que genera las simpatías del público.

Antonio Burgos utiliza en su columna de ABC esta sonada "ausencia" este año, la de la cabra de la Legión, para evidenciar lo tremendamente diferente y confinado del Desfile e ironizar con su "sustituto" en todos los comentarios: porque la desafiante salida de pata de banco de Pablo Iglesias y su mascarilla con símbolos republicanos y propagana de la misma Sanidad Pública que fundó Franco no le gustó nada.

Vamos que, a su juicio, el líder de Podemos lo mismo pensaba que daba el número "pero lo que daba era vergüenza". Por eso reclama entre bromas y veras la presencia a la puerta del Palacio de un portero de discoteca de los que no dejan entrar a los que lleven zapatos deportivos o atuendo inoportuno; porque Iglesias no hubiera pasado filtro.

Lo que de verdad indigna a Burgos es que Iglesias considere más importante la entrega de los Premios Goya que la exaltación de los valores patrios el Día Nacional. Es la única manera de enteder que a la fiesta del cine asista como pide la invitación, con esmoquin y corbata de lazo, y al 12 de octubre vaya "despechugado" y convertido en un hombre-anuncio de propaganda contra el sistema que le mantiene de vicepresidente.

Y esto para el periodista no sólo es una vergüenza por parte del líder morado, sino por parte de un Gobierno en el que nadie le desautoriza o le recuerda que al tomar posesión de sus cargos "esta gentuza" prometió lealtad al Rey y no despreciarle en público.

Por eso concluye nostálgico echando de menos esos tiempos en los que hablábamos de la cabra de la Legión y no de "esta vergüenza nacional del vicepresidente Iglesias...".

Comenta esta noticia
Update CMP