20 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

Ortodoncias discretas que cuidan tu sonrisa

Una de las mayores preocupaciones a la hora de alinear la posición de los dientes es el impacto estético de los brackets durante el tratamiento, pero hoy en día hay soluciones a medida.

Son muchos los que se animan a empezar un tratamiento de ortodoncia siendo conscientes del papel tan relevante que tiene nuestra dentadura en las relaciones sociales que establecemos. Sin embargo, nadie quiere que al comenzar un tratamiento de ortodoncia su autoestima decrezca por el impacto ante los demás. Sonreír tapándose la boca o hablar en voz baja son los típicos actos reflejos que se realizan cuando se lleva una ortodoncia visible.

Hoy en día la ortodoncia ya puede alinear la sonrisa sin necesidad de renunciar a la parte estética. En clínicas Propdental, especialistas en estética dental, recomiendan tres tratamientos de ortodoncia no visibles que destacan por sus óptimos resultados.

Ortodoncia Invisalign

La ortodoncia Invisalign llega para convertirse en el sistema perfecto para corregir la posición de tus dientes de la manera más estética, gracias a que es prácticamente invisible. Tampoco produce problemas de fonación ni alteraciones durante el tratamiento, solo la presión habitual en los dientes y la mandíbula al ajustar los alineadores, pero desaparece al cabo de uno o dos días. Además, a la hora de comer y durante el cepillado, debes quitártelos, por lo que estas tareas te seguirán resultando cómodas.

El sistema de ortodoncia Invisalign se compone de unos alineadores transparentes que se fabrican a la medida de los dientes de cada paciente. Estas férulas transparentes van moviendo los dientes colocándolos en su posición correcta según la planificación establecida con cada férula de recambio.

Desde Clínicas Propdental hay una firme apuesta por esta ortodoncia invisible gracias a su planificación digital 3D de Align Technology, que utiliza un innovador material termoplástico para crear alineadores transparentes y estéticos a la medida de cada paciente. Además, el paciente puede comprobar el resultado final de su dentadura antes de empezar el tratamiento.

Ortodoncia lingual

La molestia de llevar los brackets de forma vestibular, es decir, colocados en la cara externa de los dientes, hace que muchos pacientes rechacen la idea de llevar aparato. Sin embargo, la ortodoncia lingual se caracteriza porque los brackets van pegados a la cara interna de los dientes de modo que quedan completamente ocultos.

Al estar colocados en la parte interna, los brackets metálicos pueden causar más rozaduras y llagas en la lengua. A pesar de ello, es el sistema más avanzado en ortodoncia lingual por su perfecta adaptación a las piezas dentales y está en camino de ganarle la batalla a los brackets convencionales.

Ortodoncia con brackets de zafiro

Una de las mayores novedades en ortodoncia y una alternativa perfecta a las dos opciones anteriores (y que probablemente te sorprenda) es el bracket de zafiro. Esta ortodoncia está compuesta por cristales transparentes que, precisamente por esta característica, son perfectos para disimularse entre los dientes.

El zafiro tiene unas propiedades físicas que lo hacen excelente para usarlo en tratamientos de ortodoncia y, además, no se deteriora con el tabaco, café u otros productos nocivos para el esmalte.

Estos brackets han resultado ser un éxito y son recomendados para pacientes que busquen un sistema estético a un precio competitivo.

Por supuesto, todos estos tratamientos, a pesar de sus ventajas frente a los sistemas tradicionales de ortodoncia, requieren los mismos cuidados higiénicos y las revisiones establecidas por los profesionales. La tecnología avanza cada día y, en cuestión bucodental, siempre hay una apuesta por mejorar los tratamientos para que se adapten a las necesidades de los pacientes y consigan cumplir los objetivos de la manera más eficaz (y estética) posible.

Comenta esta noticia
Update CMP