08 de agosto de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los defectos de Belén Esteban condenan a Jorge Javier Vázquez a su "vida eterna"

Jorge Javier Vázquez quita hierro totalmente a su bronca con Belén Esteban.

Jorge Javier Vázquez quita hierro totalmente a su bronca con Belén Esteban.

La guerra fratricida entre los dos buques insignia de Telecinco empieza a amainar porque, como dice el refrán, tras la tempestad siempre viene la calma y él tiene información de sobra.

Después de la tempestad siempre llega la calma y parece que la guerra que se desató en el Deluxe entre Jorge Javier Vázquez y Belén Esteban a cuenta de la gestión de la crisis sanitaria por parte del Gobierno empieza a amainar.

Aunque la princesa del pueblo todavía no las tenía todas consigo este martes en Sálvame sí se la vio más relajada y con ganas de zanjar el asunto. 

Mucho más convencido de que la cosa no va a más se mostró Jorge Javier Vázquez este miércoles en su blog de Lecturas.

Tras cocinar juntos en La última cena y acercar posturas (aunque sin resolver todos sus problemas por completo) Jorge Javier escribe sobre el incidente y cuenta cómo lo está viviendo.

Según su versión, tras la gran bronca lo que hizo fue aislarse para no enterarse de todo lo que se estaba hablando: “En esos momentos en los que los acontecimientos están tan recientes cualquier comentario, cualquier frase, cualquier mensaje puede desestabilizarte. En esos casos, lo mejor es aislarte, dejar que las cosas se enfríen, no alimentar el enfrentamiento ni buscar aliados entre tus amigos para que acaben dándote la razón. Silencio. Y el cerebro agradece la paz y empieza a ordenarse de una manera natural. Hay examen, pero no dolor. Hay revisión de los hechos, pero sin tortura”.

No en vano, "para mí, lo que pasó en el Deluxe quedará como una anécdota más en la historia de la relación que me une a Belén desde hace 20 años".

A su modo de ver, "Con unos sentimientos a flor de piel tras hacer frente a una situación tan impredecible como catastrófica, cualquier motivo es bueno para posicionarse y resaltar nuestras diferencias".

También admite que le da "rabia" haber contribuido a aumentar la "crispación con unas maneras equivocadas" también sostiene que los presentadores no son máquinas y que no deben tener miedo a mostrar sus emociones, “incluso aquellas de las que no se siente especialmente orgulloso”.

Vázquez sabe que puede haber personas que no entiendan la relación que tienen él y Belén, pero insiste en que se conocen desde hace 20 años y ya saben todo el uno del otro: “Sé cómo ella va a reaccionar en cada momento, y a ella le pasa lo mismo conmigo. Cuando discutimos el sábado, surgieron los bandos, y yo pensaba: Madre mía, la gente posicionándose y lo que no sabe es que en una semana nosotros ya habremos pasado página".

Vamos, que está absolutamente convencido de que su bronca va a quedar como una pelea más y que no afectará a su relación, aunque seguro que seguirán recordándola: “Belén me reprochará no haberle pedido perdón y me llamará ‘cabronazo’ cada vez que se acuerde del incidente. Yo le contestaré que “amar es no tener que decir nunca lo siento” y ella se cabreará todavía más porque es muy cumplida”.

Pero, a pesar de todo, seguirán siendo amigos eternamente, concluye: “Pasarán los años y ahí nos tendremos el uno al otro, porque hemos aprendido a aceptarnos con nuestros defectos y contradicciones”.

Comenta esta noticia