21 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Junqueras se lleva la mayor pena en una sentencia controvertida: 13 años

El Supremo opta por la sedición en lugar de la rebelión para alcanzar el consenso de sus miembros. Tras el exvicepresidente, Romeva, Turull y Bassa han sido condenados a 12 años.



Ahora sí es oficial, después de tres días de filtraciones. La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo desestima el delito de rebelión para los cabecillas del procés y opta por la sedición, en consonancia con la tesis de la Abogacía del Estado. 

Manuel Marchena ha buscado la unanimidad, pese a que había magistrados en la Sala que sí veían rebelión. La diferencia es sustancial: la rebelión atenta contra el orden constitucional; la sedición, contra el orden público.

"Dicho con otras palabras, es violencia para lograr la secesión, no violencia para crear un clima o un escenario en que se haga más viable una ulterior negociación", explica el tribunal presidido por Marchena. En cualquier caso, se trata de una sentencia histórica.

Quedaban por concretarse las penas para los acusados. La mayor es para Oriol Junqueras, condenado a 13 años de cárcel y 13 de inhabilitación absoluta por sedición y malversación de fondos públicos, informaron fuentes jurídicas.

En su caso la Fiscalía pedía para él 25 años de prisión. La Abogacía, 12. Y la acusación popular ejercida por Vox, 74.

Por su parte, los exconsejeros Raül Romeva, Jordi Turull y Dolors Bassa han sido condenados a 12 años de prisión y 12 de inhabilitación. La expresidenta del Parlament, Carme Forcadell, a 11 años y seis meses.

El exconsejero de Interior, Joaquim Forn, y Josep Rull, a 10 años y seis meses. Y Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, que en el momento de producirse los hechos juzgados eran respectivamente los líderes de la ANC y Ómnium Cultural, han sido condenados a 9 años de prisión.

Comenta esta noticia
Update CMP