20 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Hasta el compositor del himno del PP estuvo en la conferencia de Abascal

Abascal, durante su intervención.

Abascal, durante su intervención.

Que Vox está de moda lo demostró el llenazo que registró la conferencia de su presidente organizada por "La Razón". Había entre el público caras conocidas y algunas sorprendentes.

Lleno hasta la bandera en el acto organizado por el diario La Razón para escuchar a Santiago Abascal, líder de Vox. De hecho, Alfonso Ussía, columnista de este periódico, afirmó que se trataba del acto de estas características más multitudinario de todos los montados. Algunos incluso tuvieron que meter gente de la calle, confesó.

Abascal se puso corbata para hablar ante un público mayoritariamente pepero que en la actualidad reflexiona sobre a quién votar. Prueba de ello es que entre el público encontré al compositor Manuel Pacho, autor del himno del PP, o a gente como José Antonio Ortega Lara, uno de los pocos héroes españoles todavía vivos y hasta hace unos años militante del PP.

Consciente de que las elecciones andaluzas han cambiado la sensibilidad de mucha gente, incluso la de aquellos a los que parece que les cuesta fotografiarse en público con Vox, Abascal tiene muy claro el caladero de votos que pueden suponer las mujeres que no quieren que nadie hable por ellas, los gais que no quieren formar parte de un lobby, los que sí saben diferenciar un cuervo de un mirlo porque viven en el campo y nadie les va a decir cómo es la vida rural, los que aman sus tradiciones dentro de la libertad y tantos españoles que han estado acogotados todo este tiempo para no parecer fachas, enumeró. Ahora todos esos se han levantado con una excusa perfecta; trazar una raya en el suelo y decir que Cataluña será lo que quieran todos los españoles.

Fueron tantas las veces que los aplausos interrumpieron su charla que perdí la cuenta, pero incluso un "viva al Rey" espontáneo me llegó a emocionar por la dificultad de encontrar esos signos de cariño en casi ningún sitio. Una defensa de los españoles de bien que se levantan cada día, que van a misa, que pagan sus impuestos a pesar de que el principal moroso de los autónomos es el Estado y un repaso por los grandes hitos históricos en los que ha participado España junto a los grandes hombres y mujeres que de nuestro país han contribuido a la historia universal puso un broche de oro a su intervención.

La despedida no pudo ser más emocionante, recordando unos versos de la obra en Flandes se ha puesto el Sol y que rezan como siguen: "¡Por España; y el que quiera defenderla, honrado muera y el que traidor la abandone, no tenga quien le perdone,ni en tierra santa cobijo, ni una cruz en sus despojos, ni las manos de un buen hijo para cerrarle los ojos! ¡Viva España!".

Al acto acudieron muchas personas que no se rigen por criterios de la moda actual. Gomina, que da siempre un aspecto pulcro, austriacas al estilo Ernesto de Hannover -pues los loden se han quedado un poco antiguos-, gente con traje y corbata (ahora lo guay es ir de sport) y un montón de personas que no tiene problema en hablar bien de su país.

Vi a Alfredo Perdiguero, secretario general del Sindicato Independiente la Policía (SIPE), que siempre defiende a los policías, a Francisco José Alcaraz, que siempre trató de defender a las víctimas de ETA -ahora primer senador de Vox-, y a Emilio de Ybarra, en posición de alerta no vaya a ser que tenga que volver de presidente de honor del BBVA tras las dificultades que arrastra FG.

 

Nota aclaratoria: el compositor Manuel Pacho, creador del himno del PP, se ha puesto en contacto con ESdiario para desmentir que se haya pasado a las filas de Vox. Únicamente acudió a escuchar la conferencia de Abascal como tantos otros invitados.

Comenta esta noticia
Update CMP