26 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El PSC de Iceta se reparte el botín de Badalona con los independentistas

La portavoz de Guanyem y futura alcaldesa de Badalona -otra vez-, Dolors Sabater.

La portavoz de Guanyem y futura alcaldesa de Badalona -otra vez-, Dolors Sabater.

De nuevo los socialistas han elegido "bando". Antes Guanyem y ERC que entregar este martes la Alcaldía al que fue, con mucho, el candidato más votado el año pasado: García Albiol.

La historia se repite en parecidos términos y con idénticos protagonistas. El PSC de Miquel Iceta, Guanyem Badalona en Comú -vinculada a la CUP- y ERC han vuelto a alcanzar un acuerdo para que Xavier García Albiol no gobierne en Badalona pese a la dimisión del alcalde -socialista- y pese a que en las elecciones del año pasado fue, con mucho, el candidato más votado. Sacó 11 escaños de 27, frente a los siete de Guanyem

El quilombo municipal que desató la renuncia de Àlex Pastor, pillado por la Policía Municipal saltándose el confinamiento y conduciendo su coche borracho, se resolverá este martes en un Pleno al mediodía no exento de polémica. 

Este lunes por la tarde el PSC y Guanyem acordaron turnarse en la Alcaldía durante los tres años que quedan de mandato, pese al llamamiento de García Albiol para que de una vez respetaran la voluntad de los votantes.

Habría sido tan fácil como que el PSC votara a García Albiol este martes, en compensación por lo que hizo el PP cuando en junio de 2018 los socialistas decidieron romper el pacto que tenían con Guanyem y presentar una moción de censura contra la alcaldesa de esta formación, Dolors Sabater, con quien habían pactado tres años antes. Y de evidentes inclinaciones independentistas.

Entonces el líder popular fue decisivo para que Àlex Pastor fuera elegido alcalde, pero el PSC parece haber borrado de la memoria aquel episodio para ahora volver por sus fueros con Guanyem.

La portavoz de este último, la exalcaldesa Sabater, anunció la fumata blanca con el PSC en una comparecencia telemática en la que se felicitó de que el "bloque de izquierdas" haya ganado esta partida nuevamente al portavoz del PP. Aunque avisó a los de Iceta de que no es justo -como piden los socialistas- que se repartan el bastón de mando año y medio uno y año y medio otro, porque el PSC ya lo ha tenido un año y debe computar. 

Así pues, custodia compartida nuevamente para la cuarta ciudad catalana, pese a las protestas de García Albiol.

Comenta esta noticia