27 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El PP acusa a la izquierda de azuzar una huelga política contra Ayuso

Un aula vacía.

Un aula vacía.

La presidenta regional se muestra sorprendida con que Madrid sea la única comunidad donde los sindicatos de profesores han decidido lanzar un órdago a tres semanas de empezar el curso.

Los sindicatos de profesores anunciaron este miércoles, por sorpresa, la convocatoria de una huelga en protesta por el caos y la "inacción" a escasas tres semanas del inicio del curso escolar, pero solo en la Comunidad de Madrid. 

Con una ministra de Educación desaparecida, una Conferencia de Presidentes que según prometió Pedro Sánchez iba a celebrarse a principios de agosto para abordar el inicio del curso pero que aún no está ni convocada, 17 planes distintos -tantos como autonomías- y los colegios llevando la iniciativa por pura necesidad, CCOO, UGT, CGT y STEM han puesto la mira únicamente en la región que gobierna Isabel Díaz Ayuso

La presidenta madrileña no salía de su sorpresa al enterarse de la convocatoria, que de momento está anunciada para los días 4, 8, 9 y 10 pero que según sus promotores puede convertirse en una huelga indefinida si no les dan soluciones. "Presentaremos próximamente nuestra estrategia, sin embargo ya tenemos la huelga pertinente", se quejó Díaz Ayuso en Twitter.

Los sindicatos piden que baje la ratio de alumnos por aula, la contratación de más profesores y enfermeros en todos los centros educativos. Al consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, el comunicado de estos le pilló en plena comparecencia ante la prensa. Y no disimuló su perplejidad, cuando la comunidad educativa aún no conoce la propuesta del Gobierno regional. "Para hacer esa convocatoria -de huelga- primero hay que conocer las condiciones de las aperturas de aulas", lamentó el consejero.

Lo cierto es que la falta de concreción, de protocolos claros, sobre las medidas en los colegios está siendo una queja común en todas las comunidades, pero solo en Madrid los sindicatos han decidido dar este golpe en la mesa. Hablan de "irresponsabilidad, temeridad y negacionismo" de Díaz Ayuso y su equipo.

Por ello, desde el Gobierno regional y desde el PP deslizan que es una huelga con marcado carácter político, alentada por la izquierda madrileña. "Cualquiera pensaría que las miles de familias y profesores de resto de comunidades no tienen mismas inquietudes que Madrid. La diferencia es que aquí está Isabel Díaz Ayuso y estos sindicatos no han dicho ni mú contra (IsabelCelaá en estos meses", se quejó el portavoz del PP en la Asamblea regional, Alfonso Serrano.

Ello en medio, además, del redoble de los tambores de una moción de censura con la que el PSOE lleva tiempo amagando. Este mismo martes el secretario general de los socialistas madrileños, José Manuel Franco, insistía en que cada día "cobra más fuerza" la opción de presentarla. Aunque su portavoz, Ángel Gabilondo, no lo tiene nada claro.

Comenta esta noticia