16 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Rey responde a las provocaciones de la portavoz de JxCat dándole una lección

El Rey con Laura Borràs.

El Rey con Laura Borràs.

Laura Borràs ha ido a Zarzuela para decirle al jefe del Estado, como ella misma ha presumido después: "Los catalanes no tenemos Rey". Le ha entregado una carta del preso Jordi Sànchez.

En vista de que ERC y Bildu han rechazado acudir a la ronda de contactos de Felipe VI, la primera visita de este jueves en Zarzuela ha sido, probablemente, la más incómoda de todas. Aunque el jefe del Estado ha respondido a las provocaciones de su interlocutora dándole una lección de saber estar.

Laura Borràs, de Junts per Catalunya, ha acudido a ver al Rey después de que el juez Marchena prohibiera al preso Jordi Sànchez salir de la cárcel para ir a Zarzuela; puesto que JxCat pretendía que fuera él el interlocutor del jefe del Estado. 

Dado el absoluto silencio que guarda Casa Real sobre ésta o cualquier ronda de contactos, Borràs ha aprovechado para contar su versión de parte. Y, según ella, poco menos que le ha puesto los puntos sobre las íes a Felipe VI, a quien le ha llegado a decir: "Los catalanes no tenemos Rey". Porque desde el 3 de octubre de 2017 se ha manifestado "como un actor político". 

Cuando la prensa le ha preguntado qué respondió el monarca al oír tal cosa, la catalana ha replicado que no iba a entrar en el fondo de sus conversaciones con él. 

Además, Borràs le ha entregado en mano una carta manuscrita de Jordi Sànchez que ella misma recogió este miércoles en la cárcel al ir a verle, y una copia de la resolución de un grupo del Consejo de Derechos Humanos de la ONU que cuestiona la prisión provisional de los cabecillas del procés. Al parecer, y siempre según la portavoz de Junts per Catalunya, el Rey ya estaba al tanto de esto último. 

Incluso se ha permitido darle un mensaje en tono jocoso del huido Carles Puigdemont: "Que le gustaba (a Puigdemont) más como Príncipe de Gerona que como Rey de España". 

Y, también según Borràs, han tenido "divergencia de opiniones" sobre si en España existen presos políticos, con Felipe VI blandiendo el "marco de la ley, del marco constitucional". 

Por lo demás, JxCat sigue en su idea de votar en contra de la investidura de Pedro Sánchez, que no se ha puesto en contacto con el partido para negociar nada. Esto último es algo de lo que ya este miércoles se quejaron otros representantes políticos que fueron a ver al Rey, como Ana Oramas: el socialista no ha descolgado el teléfono para intentar pactar su investidura. 

Comenta esta noticia
Update CMP