25 de marzo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Suárez Illana emerge como candidato estrella del PP: hay dos destinos para él

Suárez Illana es de la máxima confianza de Casado.

Suárez Illana es de la máxima confianza de Casado.

El actual presidente de la Fundación Concordia y Libertad, de la máxima confianza de Casado, será una pieza clave del tablero electoral que está confeccionando el líder de los populares.

Adolfo Suárez Illana está llamado a convertirse en pieza fundamental del intrincado tablero electoral en el que ya trabajan Pablo Casado y su equipo para confeccionar las candidaturas a las elecciones generales, autonómicas, municipales y europeas. 

El hijo del expresidente del Gobierno, íntimo de Casado, dará el salto de la Fundación Concordia y Libertad que preside desde el pasado otoño a una lista electoral, según fuentes populares consultadas por ESdiario. Volverá así a la primera línea política después de su mala experiencia como candidato del PP a la Presidencia de Castilla-La Mancha en 2003.

Número dos de Casado o número uno en las europeas, uno de esos destinos le espera a Suárez Illana

A dos meses de los comicios generales, al líder de los populares le quedan aún muchas piezas por colocar, pero dos son los posibles destinos pensados para Suárez Illana: podría encabezar la candidatura a las elecciones europeas o bien ser el número dos de Pablo Casado en la candidatura de las generales por Madrid. 

En cualquiera de las dos posiciones su nombre les suena bien a los populares. Casado no cree necesario que su número dos en la lista del Congreso tenga que ser necesariamente una mujer (como no lo creyó para la Secretaría General), y en el partido el tándem Casado-Suárez Illana gusta, porque transmite una imagen muy potente. 

Pero también gusta para el Parlamento europeo, puesto que el abogado tiene muy buenos contactos y su apellido abre muchas puertas en Europa. De hecho Casado le llevó con él a su primer Congreso del Partido Popular Europeo, que se celebró en noviembre en Helsinki (Finlandia), y el resto de la delegación se quedó sorprendida al ver cómo Suárez Illana se movía como pez en el agua. 

 

La relación entre Casado y Suárez Illana es muy estrecha. Son amigos antes que compañeros de partido, y de hecho suelen pasar fines de semana juntos con sus respectivas familias. El hijo de Suárez acudió a la llamada del ahora presidente del PP cuando éste le pidió que le ayudara en las primarias del partido, y desde entonces no se han separado.  

Después de ganar Casado decidió confiarle el nuevo think tank del PP (heredero de la FAES de José María Aznar) y el rearme ideológico del partido. Suárez Illana, por su parte, dejó su empresa -Ontier- y decidió dedicarse a tiempo completo al PP e instalarse en un despacho de Génova 13.

En los últimos meses es, además, un habitual en los actos del partido. Sin ir más lejos este miércoles estuvo en Ciudad Real participando en un homenaje a los que en estos 40 años de democracia han sido concejales del PP en dicho ayuntamiento. Allí estaba también el presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez.

Después del rodaje que ha tenido desde el verano, ahora le toca ser candidato.

Comenta esta noticia
Update CMP