14 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El batacazo del último sondeo enciende las alarmas y deja a Iglesias tiritando

Irene Montero, junto al líder de Podemos en el País Vasco, Lander Martínez.

Irene Montero, junto al líder de Podemos en el País Vasco, Lander Martínez.

El último euskobarómetro sobre el 28-A es demoledor. El partido morado perdería la mitad de su representación y obtendría 3 de los 6 escaños de la últimas generales. Y un inquietante dato.

Más malas, pésimas incluso, noticias para Pablo Iglesias de cara al 28-A. Mientras intenta reactivar a su electorado a golpe de cloaca policial, sus votantes cada vez se alejan más del líder morado. La última prueba, el euskobarómetro presentado este miércoles sobre las próximas generales. Batacazo a la vista, los morados pierden según este prestigioso sondeo la mitad de sus escaños en el País Vasco.

El PNV ganaría las próximas elecciones generales del 28 de abril y lograría seis escaños, uno más de los que tiene en la actualidad, mientras que Unidas Podemos perdería tres diputados de los seis que tiene, y por tanto, la primera posición que consiguió en los pasados comicios estatales.

Según los datos del Sociómetro del Gobierno vasco sobre previsión de voto hechos públicos este miércoles, el PSE sería la segunda fuerza más votada en la Comunidad Autónoma Vasca, al conseguir cuatro diputados, uno más, mientras que también obtendría un representante más Bildu (en Guipúzcoa), que pasaría de dos a tres. El PP mantendría dos representantes en el Congreso, y Ciudadanos y Vox no lograrían representación.

La recogida de información se realizó entre el 25 y el 28 de marzo mediante entrevistas telefónicas individuales a un total de 1.500 personas: 400 en Álava, 600 en Bizkaia y 500 en Gipuzkoa.

El PNV sería el vencedor en Vizcaya y Guipúzcoa, donde lograría tres y dos escaños, con el 31,4% y el 26,5% de los votos, respectivamente, mientras que en Álava los socialistas serían la fuerza más votada, al lograr el 20,1% de los sufragios y un diputado. Los peneuvistas obtendrían en territorio alavés también un diputado, pero con el 20,1% de los votos.

El PSE se colocaría en segunda posición en territorio vizcaíno, por detrás de los jeltzales, al lograr dos escaños (uno más), y el 20,2% de los sufragios. En tercer lugar se situaría Podemos con el 17,5% de los votos y tan solo un representante, después de haber logrado tres en 2016. Bildu, con un porcentaje del 11,7%, y el PP, con el 9,4%, también conseguirían un diputado cada uno. Ciudadanos y Vox se quedarían sin escaño, al obtener el 4,2% de los votos la formación naranja y el 2,8% la de Santiago Abascal.

Comenta esta noticia
Update CMP