29 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Calvo regala otros 200.000 euros a Tezanos para más encuestas de una firma afín

Carmen Calvo y su "subordinado", José Félix Tezanos.

Carmen Calvo y su "subordinado", José Félix Tezanos.

Pese al final del estado de alarma, el CIS seguirá subcontrando sus encuestas para realizarlas de forma telefónica. Los dos últimos barómetros sobre el Covid han costado otros 90.000.

El Gobierno no parece inclinarse por meter la tijera a los gastos más superfluos pese a la época de urgente austeridad de que se avecina. Y la Vicepresidencia de Carmen Calvo ha decidido seguir engordando las arcas del Centro de Investigaciones Sociológicas para que su cuestionado presidente, José Félix Tezanos, siga realizando sus peculiares encuestas mensuales. Los barómetros que generan cada mes un bochorno generalizado entre los partidos de la oposición y los más prestigiosos sociólogos expertos en sondeos.

Además, pese al inminente fin del estado de alarma, el Gobierno va a seguir tirando de chequera pública para que Tezanos encarque y subcontrate los próximos barómetros vía telefónica.

Y no es cosa baladí. Por que por esta razón, el presidente del organismo público ha desatado recientemente un nuevo incendio en el Congreso al otorgar a dedo y por el procedimiento directo -sin contrato público- las encuestas de abril y mayo a una empresa privada, Intercampo S.A, que ha trabajado en varias ocasiones para el PSOE. En concreto, para la revista Temas que, casualidad, dirige el propio Tezanos.

Pese a todo, el último Consejo de Ministros ha acordado dedicar 200.000 euros más para que el CIS realice nuevas encuestas telefónicas este año, en lugar de las hasta ahora tradicionales entrevistas personales en domicilio, la forma en la que históricamente han trabajado los técnicos del organismo demoscópico gubernamental.

Y es que las restricciones de movimientos derivadas del estado de alarma decretado por la pandemia del coronavirus obligó al CIS a suspender el método de trabajo habitual de sus estudios demoscópicos, las entrevistas personales realizadas en casa del encuestado.

 

Reseña del Consejo de Ministros de este martes con la partida presupuestaria destinada al CIS.

 

Por eso, para los barómetros de los meses de abril y mayo el CIS contrató de urgencia a la encuestadora Intercampo para la realización de las 3.800 entrevistas telefónicas sobre las que se basa cada barómetro.

Pero, aunque la desescalada está avanzada y el estado de alarma se levanta el próximo 21 de junio, Tezanos ha decidido seguir apostando por estas entrevistas telefónicas para los barómetros de junio y julio, con el mismo presupuesto de abril y mayo: 90.000 euros. Y al igual que en los dos últimos estudios, en estos próximos barómetros se analizarán las medidas adoptadas en relación con el Covid-19.

Pero además, y para prevenir nuevas incidencias en el próximo semestre,el departamento de Carmen Calvo ha autorizado la contratación por el procedimiento de urgencia del alquiler del software necesario para la realización de otras encuestas telefónicas durante los meses de junio a diciembre por un importe estimado de otros 107.384,96 euros.

Todo para unos sondeos que cada vez que se difunden provocan la indignación general en el Congreso.

Comenta esta noticia