Isabel Bonig, a la porra

En una comida celebrada este miércoles por una docena de prestigiosos profesionales liberales valencianos, más de la mitad de los cuales ha ejercido o ejerce el periodismo, se mandó a Isabel Bonig a la porra.

Dicho de otra manera, ella encabezó la porra en la que se votaba quién será el próximo presidente de la Generalitat. Siempre con la teoría de bloques en la cabeza, y con la tesis de que quien tenga un escaño más que el resto del bloque será el elegido.

Unos por los méritos de la candidata, otros a pesar de sus deméritos, y un tercer grupo como fruto de las circunstancias, la mayoría optó por la presidenta del PP. Con resignación en la mitad de ellos -parte de los cuales se mostraron sin embargo muy partidarios de María José Catalá- y con agrado en el resto. Pero el caso es que nueve comensales votaron por Bonig, dos por la continuidad Ximo Puig, y uno se aventuró a especular conque el ignoto candidato de Vox a Les Corts acabara llevándose el gato al agua.

Nadie lo hizo por Mónica Oltra. Tampoco por Toni Cantó.

Comenta esta noticia
Update CMP