15 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Interior impide a Casado entrar en la Jefatura de Policía y le deja en la calle

El presidente de los populares quería saludar y dar ánimos a los agentes en Barcelona, como había hecho antes Sánchez. Tenía permiso previo de la Delegación del Gobierno pero algo pasó.

Pedro Sánchez no ha querido que nadie le robe protagonismo en su visita a Barcelona, programada, además, después de que Pablo Casado anunciara una para este lunes. 

Al líder de los populares le han impedido la entrada a la Jefatura Superior de Policía de Via Laietana poco después de que el presidente del Gobierno en funciones, acompañado por el ministro del Interior, se reuniera allí con la cúpula policial.

Según la versión del PP, el domingo se pusieron en contacto con el Gabinete de la Delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, para cerrar la visita. Y recibieron el ok preceptivo. E incluso llegaron a mandar la lista de personas que acompañarían a Casado.

Sin embargo, a primera hora de este lunes desde la Delegación del Gobierno en Cataluña llamaron al PP para rectificar y no dejar entrar al líder de la oposición. Aun así, éste fue hasta Via Laietana. "Cuando hemos llegado no nos han permitido la entrada. El presidente Casado simplemente quería saludar a los agentes de policía. No nos han dejado saludar ni a los que estaban en el exterior", se quejan los populares. 

Exactamente lo que poco antes había hecho Sánchez, que desde Jefatura dirigió unas palabras a los agentes para agradecer su "profesionalidad y vocación de servicio público".

El PP responsabiliza directamente del veto a la Delegación del Gobierno en Cataluña. Ergo, al PSOE. Toda la explicación que recibieron al llegar allí fue de los propios policías. Estos explicaron a Casado que no estaba el comisario jefe, puesto que se encontraba con el presidente en funciones. "La culpa no es de la Policía. Ellos reciben órdenes", matizan desde el equipo del candidato popular. 

Desde el Ministerio del Interior tienen una versión distinta. Según el equipo de Fernando Grande-Marlaka, "se sigue el mismo protocolo de siempre: los partidos nunca han tenido autorización para entrar en jefaturas o delegaciones".

Comenta esta noticia
Update CMP