24 de abril de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Gobierno fulmina al abogado del Estado que se negó a los enjuagues de Sánchez

La abogada general del Estado.

La abogada general del Estado.

Edmundo Bal, jefe de lo Penal, se opuso a que la Abogacía del Estado renunciara a acusar de rebelión a los cabecillas del procés, en una clara cesión del presidente al independentismo.

El Ministerio de Justicia ha cortado de raíz la disidencia que tenía en la Abogacía del Estado. Su responsable, Consuelo Castro, ha destituido al jefe de lo Penal de los servicios jurídicos del Estado, Edmundo Bal, de forma fulminante. 

La razón esgrimida es la pérdida de confianza, pero hay mucho detrás. Bal se opuso firmemente a que la Abogacía del Estado claudicara como lo hizo y renunciara a acusar de rebelión a los cabecillas del procés, en un claro guiño de Pedro Sánchez al independentismo. 

 

La Abogacía del Estado recibió la orden de la ministra Dolores Delgado de rebajar el tono de la acusación y dejarlo en sedición, en lo que supuso un escándalo el pasado 2 de noviembre. Sobre todo al comparar las penas solicitadas por la Abogacía con las de la Fiscalía General del Estado, a la que el Gobierno también trató de teledirigir pero no pudo.

Edmundo Bal, que fue el encargado de defender al Estado en la causa que se sigue en el Tribunal Supremo, se enfrentó a su jefa e intentó mantener la acusación por rebelión. No impugnó durante todo el procedimiento el criterio de la Fiscalía de que se pudo cometer un delito de rebelión, si bien en el escrito de acusación de la Abogacía del Estado se optó finalmente por acusar por el delito de sedición. Dicho escrito iba firmado por Castro, no por él.  

Comenta esta noticia
Update CMP