17 de enero de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Terremoto en Podemos: los "papeles de Calvente" acorralan a Iglesias y Echenique

Pablo Iglesias en un significativo gesto.

Pablo Iglesias en un significativo gesto.

Salvadas todas las distancias, Pablo Iglesias tiene ya enfrente a su "Bárcenas" y a su "Gürtel". Su abogado despedido, José María Calvente, confirma que se ha llevado también los documentos.

"Nunca disparen al tesorero", suele decirse cuando se habla de la procelosa y no siempre edificante vida interna de los partidos políticos. Quién lo iba a decir, a Podemos le acaba de estallar su propia trama negra y, como en el PP, hay un francotirador con papeles en su poder dispuesto a todo.

El Luis Bárcenas de Pablo Iglesias se llama José María Calvente. Y como el tesorero popular tiene en su poder papeles, documentos y anotaciones que, según él mismo ha confirmado este viernes al diario El Mundo, demostrarían el lodazal morado.

"Podemos quiere tapar su corrupción. Mi despido ha sido la culminación del proceso que llevábamos a cabo para destapar las irregularidades en el partido", advierte, para detallar "sobresueldos en negro" a altos dirigentes del partido.

Pero también aflora la existencia de espionajes internos, robos de discos duros con información sensible e, incluso, sustracción de material informático para tapar infidelidades entre miembros de la formación política.

Calvente revela que en su poder conserva varios cuadernos con "anotaciones" que reflejan los pagos realizados con cargo a la caja B de Podemos y se muestra dispuesto a poner la documentación a disposición de la Justicia. "Todas las pruebas que tengo de las barbaridades que se han hecho en el partido se las voy a entregar al juez", amenaza.

Según detalla Calvente, tanto él como la también abogada de la formación, Mónica Carmona, se negaron a avalar los oscuros tejemanes a los que habrían dado el visto bueno Iglesias y el entonces secretario de Organización, Pablo Echenique.

Y cuando lo denunciaron, fueron "víctimas de un acoso". "Ante todo somos profesionales, no somos políticos. No somos cargos de confianza del partido y tenemos la obligación de cumplir la ley", afirma Calvente.

Además, confirma el letrado "sobresueldos de unos 900 euros al mes -600 en nómina y el resto en negro- del tesorero y de la gerente del partido". Parece que el terremoto que se ha desatado va a tener en los próximas días numerosas réplicas.

Comenta esta noticia
Update CMP