26 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La Guardia Civil vejada por Iglesias ya ha detenido al autor de su vídeo

Una imagen del vídeo en el que se dispara a la fotografía de miembros del Gobierno

Una imagen del vídeo en el que se dispara a la fotografía de miembros del Gobierno

El arrestado es un exmilitar y ha sido localizado en Málaga después de que la Policía identificase el campo de tiro en el que se grabó el vídeo.

No han pasado ni 24 horas desde que saliese a la luz un vídeo de un individuo disparando a las fotografías de diversos miembros de Gobierno, entre los que se encontraban Pedro Sánchez, Pablo Iglesias, Irene Montero o Grande Marlaska, pero la Guardia Civil ya ha detenido al presunto protagonista, tras la salida en tromba del Ejecutivo exigiendo acciones inmediatas.

Y es que, la misma Guardia Civil, tachada por Unidas Podemos de reaccionaria e incluso fascista y purgada por Marlaska, junto con la Policía Nacional,  ha cumplido con su labor y tras iniciar de oficio las investigaciones en torno a la procedencia del vídeo y las personas que participan en él, ya ha procedido a detener a un exmilitar que había sido identificado como el presunto autor de los disparos, según han confirmado a Europa Press fuentes del Instituto Armado.

 La detención se ha producido en La Cala del Moral, una localidad de la Costa del Sol perteneciente al municipio de Rincón de la Victoria, a unos diez kilómetros al este de Málaga, después de que la Policía Nacional identificase al supuesto autor de los disparos, remitiendo las indagaciones a la Fiscalía.

Fuentes de este Cuerpo habían adelantado que se trataba de un taxista y que se investigaba su presunta relación con movimientos de extrema derecha, de manera que ahora el arrestado ya ha sido trasladado a las dependencias de la Comandancia de Málaga.

El cerco en torno a él se cerró después de que la Policía localizara en un polígono de Málaga la armería deportiva donde se grabó el vídeo, que posteriormente fue compartido en las redes sociales, incluso por el propio Pablo Iglesias, que advirtió de que "las amenazas de muerte" procedentes de la "ultraderecha" no les van "distraer" de su tarea de "reforzar la justicia social y una recuperación económica que no deje a nadie atrás".

 

Por todo ello, el Gobierno salió en tromba a mostrar su "repulsa" contras las "amenazas graves que siembran el odio", poniendo a la Abogacía del Estado, a la Guardia Civil y a la Policía Nacional a trabajar para esclarecer cuanto antes lo ocurrido. Algo que ya han hecho.

Comenta esta noticia