20 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Círculo de Empresarios señala la inestabilidad política como factor de riesgo

La institución presidida por John de Zulueta insiste en que hacen falta acometer las reformas estructurales pendientes para mejorar la competitividad de nuestra economía.

El Círculo de Empresarios junto a The Conference Board ha realizado un profuso estudio sobre cómo será el mundo de la empresa en el año 2025. Para ello se han entrevistado a un total de 815 consejeros delegados de las principales compañías mundiales incluyendo a muchos de los principales directivos españoles.

La única diferencia es que ante los mismos problemas y retos, los ejecutivos patrios tienen una mayor confianza en saber superar los problemas que permanecen latentes desde otoño del pasado año. 

 

Un ambiente económico presidido por cierta recesión que no ofrece una comodidad para hacer empresa. La falta de talento, retener a los mejores, el reto tecnológico y los nuevos desafíos que planean los consumidores serán los ejes fundamentales para este futuro inmediato.

La inestabilidad política

La diferencia entre los principales ejecutivos de este país radica en que la inestabilidad política se está convirtiendo en el factor principal a la hora de abordar el futuro económico. Algo que ya se veía cuando se celebró esta encuesta, con un Sánchez recién llegado a la Moncloa, y que ahora con el presidente en funciones no se acaba de despejar.

 

 

Por ello, los empresarios españoles piden que se adopten las reformas estructurales que son necesarias (pacto por la Educación, un sistema fiscal homogéneo, reducción de la burocracia) y que no se olvide la fuerte exposición de la economía española lo que nos hace dependientes de lo que ocurra fuera de nuestras fronteras. 

La carencia de talento

También han comentado que la dirección confía en que su cultura empresarial actual es adecuada para lograr mejores resultados en 2025. Que en un entorno de desaceleración económica global, el rendimiento de la inversión en el proceso de transformación digital es esencial. También equilibrar la visión a largo plazo con el desarrollo a corto plazo. 

Los clientes valoran más la experiencia de utilizar un producto que el producto en sí mismo y, por lo tanto, los altos directivos consideran esencial mejora la experiencia para el futuro éxito empresarial.  Por último, para la alta dirección, uno de los principales obstáculos para la innovación es la escasez de talento, problema que considera que se empeorará de cara a 2025

Comenta esta noticia
Update CMP