| 08 de Diciembre de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse

Luis Barcala es reelegido alcalde de Alicante para ponerla "a la altura"

El primer edil basará su acción de gobierno en la humildad, el consenso, la unidad y la seguridad jurídica.

| Sonia García Edición Alicante

El candidato del PP Luis Barcala ha sido reelegido alcalde de Alicante con los 14 votos de su partido en el pleno de investidura del Ayuntamiento. Ha logrado la vara de mando como cabeza de lista del partido más votado el pasado 28 de mayo, tras no ser elegido en primera votación por el resto de la corporación.

La candidata del PSPV, Ana Barceló, ha sumado ocho; Carmen Robledillo, de Vox, cuatro; Rafa Mas, de Compromís, ha conseguido dos; y Manolo Copé, de Esquerra Unida-Unides Podem, uno. En primera votación ningún candidato ha logrado la mayoría absoluta. Posteriormente, Barcala ha sido elegido como cabeza de lista de la candidatura más votada.

Luis Barcala ha jurado el acta de concejal en castellano con la fórmula habitual, y se ha comprometido por su "conciencia y honor", a cumplir las "obligaciones" correspondientes a su cargo, con "respeto y lealtad al Rey y guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado".

Igualmente, otros 18 ediles han jurado el cargo en castellano. Entre ellos, Copé se ha salido de la fórmula establecida y al decir que jura lealtad al Rey ha añadido "por imperativo legal". Asimismo, en valenciano han prometido el cargo otros cinco ediles y en castellano han prometido los cinco restantes.

Posteriormente, se ha constituido la Mesa de Edad, integrada por el concejal de mayor edad, que ha sido Miguel Castelló (PSPV), que la ha presidido hasta la elección del nuevo alcalde; y de menor edad, Sara Llobell (Compromís), que ha actuado de secretaria. Esto ha dado pie a la toma de posesión de los ediles, con el juramento o promesa, a la constitución del Ayuntamiento y, finalmente, a la elección de la Alcaldía.

En su discurso de toma de posesión, Barcala ha mostrado su agradecimiento por la reelección y ha insistido en que gobernará "para todos", quienes le votaron y quienes no. Además, ha afirmado que su acción de gobierno se basará en la humildad, la responsabilidad, la unidad y estabilidad, la permisividad y seguridad jurídica, la transformación de la ciudad y la exigencia para reivindicar "lo que se debe a Alicante".

En cuanto a la humildad, ha expresado que necesitan, buscarán y obtendrán apoyos, puesto que considera que el mandato de los alicantinos es "gobernar desde el diálogo, buscando consenso y alcanzando amplios acuerdos". Asimismo, ha apuntado que "a mayor respaldo, mayor responsabilidad", al tiempo que ha señalado que esta confianza en votos "no es un cheque en blanco, sino un contrato que exige máximo cuidado".

En este sentido, ha situado a Alicante y a los alicantinos "por encima del interés particular, personal o partidista", algo que ha calificado de "línea roja infranqueable". Respecto a la unidad y estabilidad, ha afirmado que el equipo se gobierno estará "guiado por la sensatez, el sentido común y la honestidad".

Asimismo, ha abogado por la "permisividad y seguridad jurídica", con un entorno que "siga generando confianza" para crear "riqueza, seguridad, empleo y bienestar". Además, ha resaltado como objetivo el "seguir avanzando con la transformación de Alicante", tanto física como estructuralmente. "Que refuerce la economía, genere empleo de calidad, se generen oportunidades, se retenga el talento y los jóvenes tengan futuro, sensible a las minorías y protectora con los más vulnerables", ha precisado.

Barcala ha subrayado que deben seguir siendo "exigentes" con lo que se "debe" a Alicante y que la Generalitat y el Gobierno "dejen de ningunearla", algo que cree que ocurrirá con Mazón como presidente de la Generalitat. Además, ha apostado por establecer alianzas con el entorno comarcal y potenciar el eje Alicante-Elche.

En cuanto al equipo de gobierno, formado por ocho mujeres y seis hombres, ha expresado que "lo va a dar todo por Alicante" y ha detallado que se estructura en tres ejes. Estos son modelo y transformación de la ciudad; Alicante por y para las personas; y la mejor calidad de los servicios públicos".

Por último, ha tendido la mano a los concejales del resto de grupos políticos, pidiendo su ayuda por el "amor que tienen por Alicante", así como el apoyo a la sociedad alicantina. "Entre todos haremos Alicante más grande y la pondremos a la altura que se merece", ha concluido.

La oposición tiende la mano

Por su parte, durante los discursos previos del resto de cabezas de lista, Ana Barceló ha dado la enhorabuena a Barcala y le ha instado a actuar "con transparencia, diálogo y a favor de los intereses de todos los ciudadanos, sin partidismos". "Ahí nos encontrará siempre abiertos al diálogo. Si se aleja de estos principios, nuestra posición será más beligerante", ha aseverado, al tiempo que ha señalado que ejercerán el liderazgo de la oposición, en fiscalización y como "alternativa" al gobierno. También ha reclamado poner un "muro de contención a quienes pretendan retroceder en derechos y libertades".

Por su parte, Carmen Robledillo, que se ha emocionado en su intervención, ha pedido que la "crispación deje paso" a un mandato donde estén "orgullosos de aportar ideas y proyectos", al tiempo que considera que Alicante está "más allá de intereses partidistas y por encima de todo".

En su discurso, Rafa Mas ha subrayado que su grupo hará una "fuerte y limpia" oposición para "trabajar sin descanso por y para los alicantinos" y para que el equipo de gobierno "no tenga la tentación de pactar con ultras". Ha mencionado los "retos" de la ciudad, como acabar con la desigualdad; más personal funcionario; "adaptar la ciudad al cambio climático"; e "intervenir el mercado de la vivienda". Además, ha asegurado que exigirán junto con el equipo de gobierno "buenos PGE" para Alicante.

Por su lado, Manolo Copé ha afirmado que hará "lo posible" por que sus propuestas "sean asumidas por el Ayuntamiento en defensa de los intereses de la mayoría social" y ha abogado por "huir de la polarización". También ha citado al Papa Francisco: "Necesitamos políticos a quienes les duela la sociedad, el pueblo y la vida de los pobres", por lo que ha reclamado "no legislar contra los pobres".

Al pleno de investidura han asistido, entre otros, la consellera de Innovación y Universidades en funciones, Josefina Bueno, y la que ha sido vicealcaldesa y edil de Ciudadanos durante la legislatura 2019-2023, Mari Carmen Sánchez. Igualmente, también ha asistido el síndic de Greuges y exalcalde socialista de Alicante, Ángel Luna, y la rectora de la Universidad de Alicante, Amparo Navarro.