24 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
María Gracia Serrano y Mari Carmen Clemont han abandonado Cs en Villena / FOTO: web municipal de Villena
María Gracia Serrano y Mari Carmen Clemont han abandonado Cs en Villena / FOTO: web municipal de Villena

Fuga de ‘Ciudadanas’ en Villena: Las dos ediles pasan al grupo No Adscritos

Critican la deriva en la que se ha sumido el partido desde que dejó la presidencia Albert Rivera y han comparado las prácticas de hermetismo de la formación con las de “una secta”

| A. Maestre Edición Alicante

Las dos concejalas del Grupo Municipal Ciudadanos (Cs) en Villena, Mari Carmen Clemont y María Gracia Serrano, se han dado de baja del partido esta mañana por enfrentamientos personales con cargos provinciales, autonómicos y nacionales. Ambas pasan ahora al grupo de los No Adscritos tras evidenciar la mala relación que mantenían con algunos dirigentes de la formación. 

 

Las dos concejalas villenenses no han dejado sus actas en la corporación municipal, y pasan a ocupar sus responsabilidades desde el Grupo Mixto. Se abre de esta manera una brecha más ancha en la herida que Ciudadanos sufre desde la debacle de las elecciones autonómicas en la Comunidad de Madrid. 

"Que entreguen sus actas"

La síndica de Cs en las Cortes Valencianas, Ruth Merino, reclamaba este mismo lunes en Alicante que los cuatro diputados de la formación que han abandonado el grupo entreguen sus actas "porque así se comprometieron con el partido". La situación se repite. A pesar de las promesas de fidelidad que se hacen al inicio de la legislatura, lo cierto es que las actas son personales y pertenecen a quien representa el cargo, y no al partido político por el que accedieron al mismo.

 

Las dos ediles han abandonado criticando “la deriva en la que está sumido el partido”. Aseguran que el hermetismo que se les reclama a los militantes ha desembocado en falta de libertad de expresión, discriminando a quien se atreve a hacer alguna crítica sobre el funcionamiento del partido. Las concejalas han llegado a comparar a la formación con “una secta”. 

"Sentimiento de decepción"

"Desde hace algo más de un año, tras la salida de Albert Rivera y la llegada de la nueva dirección nacional al partido, ese proyecto en el que nos hicieron creer, y por el que decidimos dar un paso al frente en Villena y toda España, podemos afirmar que ha desaparecido", han denunciado las concejalas en un comunicado.

Aseguran que "en los últimos meses hemos comprobado como el sentimiento de decepción se extendía entre los votantes, afiliados y cargos de Ciudadanos a nivel local, provincial, autonómico y nacional, viendo como en lugar de aportar las soluciones prometidas a los españoles, se han preocupado más de alinearse con posicionamientos muy distintos al programa e ideario por el que nos votaron, llegando a provocar ellos mismos situaciones absurdas y bochornosas, como las mociones de censura a sus propios gobiernos en Murcia, provocando una elecciones anticipadas en Madrid, o la falta de autocrítica tras estas acciones y los resultados nefastos obtenidos, el bochorno que vivimos todos en la campaña catalana o el cese de la candidata elegida en primarias".

Sitúan el cambio de rumbo en el partido en la salida de la presidencia de Albert Rivera. Afirman que desde entonces el proyecto se ha ido diluyendo hasta desaparecer por completo. Lamentan la ausencia de autocrítica y han afirmado que seguirán trabajando desde el grupo Mixto “para defender los intereses de Villena y de los vecinos de la ciudad”.