| 28 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Carmen Ibanco, extrabajadora de Faffe y mujer de Juan Espadas (PSOE)
Carmen Ibanco, extrabajadora de Faffe y mujer de Juan Espadas (PSOE)

El PSOE enchufó a la mujer de Juan Espadas en la Faffe saltándose los trámites

La declaración de Carmen Ibanco en una comisión parlamentaria demuestra que el proceso de contratación de la mujer del líder del PSOE andaluz estuvo plagado de irregularidades.

| Manuela Herreros Andalucía

Se destapa un nuevo caso de contratación irregular durante la comisión de investigación de la extinta Fundación Andaluza de Formación y Empleo (Faffe), que ha tenido lugar este viernes en el Parlamento de Andalucía. En esta ocasión afecta directamente a la contratación de Carmen Ibanco, extrabajadora de Faffe y esposa del actual secretario general del PSOE-A, Juan Espadas.

La comisión quiere esclarecer el funcionamiento de la Fundación, que fue usada por los gobiernos socialistas de Manuel Chaves y José Antonio Griñán para contratar a familiares y afines del Partido Socialista. También ha quedado demostrado el uso ilícito de fondos públicos a través de la Faffe, mediante el uso de tarjetas black para el pago de prostíbulos o joyas. Todo un entramado del que poco a poco se van extrayendo conclusiones y buena parte de ellas mediante las comparecencias de los citados: políticos, sindicalistas y extrabajadores.

Los expresidentes de la Junta de Andalucía Manuel Chaves y José Antonio Griñán en una imagen de 2019 a su llegada a la Audiencia de Sevilla por el caso de los ERE

El asunto concreto que ocupaba este viernes a la comisión era conocer cómo se realizaban los procesos de selección del personal que llegaba a este ente público. Por ello estaba citada Ibanco, que no ha aportado mucho, mostrando una actitud de desconocimiento ante las incisivas preguntas de los distintos portavoces de los grupos políticos.

Pero, basándose en los expedientes con los que cuentan en la comisión y las informaciones sobre el proceso, los partidos de PP, Cs y Vox han puesto entre la espada y la pared a Ibanco, que ha contado con la benevolencia de los portavoces del PSOE y Unidas Podemos.

Una contratación exprés

Algunas de las conclusiones más relevantes ha sido que la mujer de Espadas fue contratada antes de que terminara el plazo de solicitudes de la convocatoria de empleo a la que accedió. Ibanco fue contratada por Faffe el día 1 de febrero de 2007, sin embargo, no era hasta el 22 de febrero cuando expiraba el tiempo para inscribirse en la oferta de trabajo. En ese momento Juan Espadas era viceconsejero en la consejería de Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía.

Una oferta de empleo que vio una mañana mientras leía la prensa, como comenta que era su costumbre cada día, porque en la comparecencia ha negado que fuera avisada previamente por nadie sobre la convocatoria. Ibanco estaba en ese momento en desempleo buscando trabajo y decidió presentarse al encajar con el perfil que se buscaba en el anuncio, donde se especificaba un plazo del 21 de enero al 22 de febrero para apuntarse. Pero no necesitó tanto tiempo y en tan solo 10 días se inscribió, fue seleccionada, llamada por el Servicio Andaluz de Empleo para una entrevista y contratada.

Un procedimiento en tiempo récord sobre el que han preguntado las portavoces de PP, Ana Vanesa GarcíaCs, Teresa Pardo; y Vox, Ana Mulas, incidiendo en si le parecía irregular la forma en la que entró a formar parte de la Fundación de la Junta de Andalucía. Ella ha reiterado “no voy a opinar” o “no voy a entrar en valoraciones”, alegando que no era responsable del proceso selectivo y que cumplía con la formación como Licenciada en Psicología y experiencia como orientadora para optar al puesto. Pero desde Ciudadanos se ha asegurado que en tan sólo 24 horas fue seleccionada.

Comisión de investigación a la Faffe en el Parlamento andaluz

No se ha puesto en duda su capacidad profesional, pero sí muchos detalles de su entrada en Faffe. También la forma de presentar su solicitud a la oferta. Preguntada sobre la vía usada, en varias ocasiones ha manifestado que fue mediante un email.

Sin embargo, como han señalado desde PP y Cs no se especificaba ninguna dirección en el anuncio y sí varias de correo postal ordinario. Aquí se ha defendido explicando con poca claridad que pudo ser que ella misma buscara un correo electrónico “por celeridad” donde enviar la documentación. Y es que a muchas de las cuestiones no ha podido contestar porque dice haber pasado mucho tiempo desde entonces.

Los compañeros de Ibanco y sus lazos con el PSOE

La oferta de empleo era para seis puestos de técnico en Faffe. Entró Ibanco con la mejor puntuación de todos los candidatos y junto a ella otros cuatro, pues uno se quedó vacante. En  este punto, la portavoz del PP ha señalado algunos de los compañeros de la mujer de Espadas: un exportavoz del PSOE en Vejer de la Frontera; una becaria de Josep Borrel durante su cargo en el Parlamento Europeo; dos personas de las que se desconoce la identidad, de una de ellas se sabe que había trabajado como bibliotecaria y no tenía la preparación requerida; y cuando se cubre la vacante lo hace una persona que proviene de varias consejerías de la Junta.

Ibanco tiene un contrato por obra y servicio que desde 2007 aún no ha finalizado. Fue absorbida, como el resto de los 1.200 trabajadores de Faffe, pasando a formar parte de la platilla del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) y en su carrera ha ascendido de la categoría E a la D. Un ascenso para el que no tuvo que superar ninguna prueba y que explica que se hizo por “homogeneizar” su rango con el resto del equipo al que pertenecía.

También ha sido cuestionada sobre el lugar en el que desarrollaba ese trabajo de técnica y cuáles eran sus funciones diarias. Aquí tampoco ha sido muy concreta pues dice que acudía a un edificio situado en Calle Seda de Sevilla, pero no ha sido capaz de determinar qué organismo era. Ha tenido que ser García, del PP, la que le resolviera que era una delegación de la consejería de Empleo.

Esta insistencia busca saber para quién trabajaba Ibanco y se desprende que no era para Faffe, en formación de los parados, sino para la propia Consejería. Sobre sus funciones afirma que no ha estado “mano sobre mano” y que ha desarrollado todas las funciones encomendadas, siempre bajo supervisión y nunca ha ocupado un cargo de decisión.

15 años de trabajo y "nunca" detectó irreglaridades

En los muchos años que la mujer del secretario del PSOE ha estado dentro del área de Empleo de la administración pública, asegura que: “Jamás, nunca ha tenido conocimiento de irregularidades”. A pesar de todo, le han agradecido que acudiera a su cita por una cuestión legal y moral, pues otros citados o no han ido o han huido.

Con esta declaración ha concluido la sesión de investigación en la jornada de este viernes, que no sólo ha tenido a Ibanco como protagonista sino también ha una de las trabajadoras que fue pieza clave en la sentencia de los ERES irregulares durante la investigación de la juez Alaya y la posterior condena de los expresidentes.

Se trata de María José Rofa, exdirectiva de Faffe, que ha narrado una truculenta historia dentro de la administración. Su contratación también fue muy dudosa como alto cargo pero pronto trató de cambiarlo, negándose a firmar ciertos trámites, entre ellos un expediente que incluía un currículum suyo en el que faltaba información

Su testimonio es prueba de una “pseudomafia” como han señalado desde PP, Cs y Vox. Su negativa a las presiones para participar en chanchullos la convirtieron en un enemigo a eliminar.

No era afiliada al PSOE y encima cuestionaba las formas de sus jefes, por eso no la querían cerca ni que tuviera acceso a documentación y a los ordenadores. Rofa sigue colaborando con la justicia.

No es por ser la mujer de Espadas

La citación de Carmen Ibanco responde según el PSOE al interés político. Tanto es así que la portavoz, Encarnación Pérez, ha asegurado que “está aquí por su libro de familia, es decir por haberse casado con Juan Espadas. Los socialistas han argumentado que no se ha citado a otros trabajadores en la comisión y tampoco su procedimiento de selección recibió ningún tipo de alegación.

Pero si se ha citado a otros extrabajadores de Faffe, jefes de servicios y funcionarios, algunos han prestado declaración y otros por diferentes motivos sí lo han hecho. Además, la popular García ha recordado que hay una investigación judicial abierta sobre 84 contratos de la Faffe.

Demostrar los vínculos de la Fundación y PSOE, así como el uso irregular de la entidad, es el objeto de esta comisión y por ello, excepto por parte de los socialistas y de Unidas Podemos, está justificada la comparecencia de Ibanco.