| 28 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El secretario del PSOE-A y alcalde de Sevilla, Juan Espadas.
El secretario del PSOE-A y alcalde de Sevilla, Juan Espadas.

Espadas defiende el enchufe de su mujer en la Faffe porque daba el perfil

El secretario del PSOE-A afirma que la citación de su esposa en el Parlamento busca "dañar su imagen" por intereses políticos, a pesar de las irregularidades desveladas por la investigación.

| Manuela Herreros Andalucía

 

A Juan Espadas no le ha gustado que el Parlamento de Andalucía citara el pasado viernes a su mujer, Carmen Ibanco, en la comisión de investigación de la Fundación Andaluza de Fomento del Empleo (Faffe). Durante su testimonio quedaron de manifiesto las irregularidades de su contratación.

Según el secretario general del PSOE de Andalucía, Ibanco fue citada por “ser su esposa”, a la que alejó de cualquier tipo de responsabilidad sobre su proceso de selección. “La responsabilidad sobre la misma será de los que seleccionaron”, aseguró Espadas en una entrevista a 7TV.

El también alcalde de Sevilla señaló que existen detrás otros intereses, más allá de conocer la rapidez o lentitud con el que se hizo el proceso de selección. Así, aseguró que se hubieran citado a otros trabajadores, hecho que sí ha ocurrido, pero que Espadas obvió.

Espadas se agarró al victimismo y denunció que quieren deteriorar la imagen del PSOE y la suya, ahora que es secretario del socialismo andaluz. “Lo más zafio es dañar la de una trabajadora que lleva años como técnica”, ha indicado refiriéndose a la situación vivida por su esposa.

Durante la entrevista no sólo ignoró que la contratación se hizo de forma ilegal al no esperar al fin del plazo de la convocatoria, sino la discriminación que supuso para otras personas interesadas en ese puesto, violando el principio de igualdad de acceso a un empleo público.

Los hechos

La Faffe convocó una oferta de empleo con la que entraron a trabajar para la Fundación la mujer del ahora líder del PSOE-A y otras cuatro personas ligadas al partido. Sucede que se saltó el propio reglamento de la convocatoria: en tan sólo diez días la esposa de Espadas presentó su currículum, fue seleccionada, entrevistada y contratada. Pero además, sin haber concluido el plazo para presentar las solicitudes al puesto de trabajo.

Carmen Ibanco, extrabajadora de la Faffe y mujer de Juan Espadas, en la comisión de investigación.

 

Los enchufes que realizaban los socialistas al frente de la institución han salpicado al candidato socialista a la presidencia de la Junta. No sólo porque una de las beneficiarias es su mujer, sino porque el propio Espadas ocupaba en ese momento un cargo público como viceconsejero de Ordenación del Territorio.

Los daños colaterales son inevitables porque detrás está el mismo PSOE que ahora. La gran diferencia es que ya no están al frente del Gobierno y salen a la luz, uno detrás de otro, casos de corrupción. Expedientes de regulación de empleo fraudulentos, uso de tarjetas black para pagar prostíbulos y joyas, malversación del dinero público y contrataciones de familiares y afines al PSOE en entes públicos.

Toda una trama que no recibe ni la más mínima crítica por parte del “nuevo” PSOE de Espadas, que se limita a considerar la investigación abierta en el Parlamento como un intento de deteriorar al partido, sin tener en cuenta el daño ocasionado a los andaluces durante décadas.

El fin de los enchufes

Todos los ciudadanos tienen derecho a acceder a un empleo público bajo criterios de igualdad, competitividad y transparencia. Bajo estos parámetros, y en contraposición a la polémica de la mujer de Espadas, el Gobierno de Juanma Moreno anunció este martes la nueva convocatoria de empleo de la Junta de Andalucía, evitando así cualquier tipo de oscuridad en los procesos de selección.

El Consejo de Gobierno dio luz verde al decreto para 2021 con 2.605 plazas, de las que 1.566 son de acceso libre y 1.039 de promoción interna. Esta convocatoria supone un incremento de los puestos ofertados respecto al año anterior en 99 más, al tiempo que contempla un aumento en el acceso libre de 328 plazas. Del total de plazas, para el colectivo de personal funcionario corresponden 1.312, de las cuales 783 son de acceso libre y 529 de promoción interna, y para el de personal laboral 1.293, de las cuales 783 son de acceso libre y 510 de promoción interna.

Estas cantidades suponen la aplicación del máximo permitido por la Ley de Presupuestos Generales del Estado para la tasa de reposición de efectivos, que determina que ésta será del 110% en los sectores prioritarios y 100% para los demás sectores.

El consejero de Presidencia, Elías Bendodo, durante la comparecencia tras el Consejo de Gobierno.

 

Una oferta de empleo público, según señaló el consejero de Presidencia, Elías Bendodo (PP), que se ha consensuado con los sindicatos y que persigue reducir la tasa de temporalidad de la plantilla. Bendodo incidió en que la anterior forma de entrar a trabajar en la Junta ya "es pasado".