| 10 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Estas son las 3 reglas inquebrantables para conseguir dejar de fumar
Estas son las 3 reglas inquebrantables para conseguir dejar de fumar

Estas son las 3 reglas inquebrantables para conseguir dejar de fumar

Si quieres conseguir dejar de fumar, es el momento perfecto para tener en cuenta estos consejos para poder superar la adicción al tabaco

| Redacción Belleza/Bienestar

Dejar de fumar parece complicado, pero si tienes en cuenta estas tres reglas, será mucho más fácil conseguirlo. ¿A qué esperas para darle prioridad a tu salud?

Existen diferentes métodos para dejar de fumar que terminan siendo eternos, llenos de ansiedad y que no consiguen lograr su objetivo. Por eso, debes saber una serie de pautas que te ayudarán a llegar a la meta sin apenas esfuerzo. 

La salud es muy importante y cuidar tu cuerpo debería de ser tu prioridad número uno. Es el momento de comenzar a cuidarte y dejar de fumar. Con estas tres reglas no debe temblarte el puso para alcanzar tu objetivo.

 

Tira a la basura todos tus cigarrillos

Uno de los primeros pasos que debes dar a la hora de dejar de fumar es desechar todos los cigarrillos. De esta forma, no los tendrás cerca de ti para sucumbir a la tentación. Ninguna persona conseguirá dejar de fumar si tiene cigarrillos merodeando a su alrededor. Es un paso sencillo, ¿no?.

Pero no solo de cigarrillos va la cosa. Debes deshacerte de todo: cigarrillos, mecheros/encendedores e incluso el paquete de tabaco de emergencia (sí, todo fumador tiene uno bien guardado para momentos de crisis).

Eliminar los cigarrillos del ambiente y todo lo que los rodea relacionado con el hábito de fumar es un paso importante. Para hacerlo más eficaz, debes lavar también tu ropa para deshacerte del olor a cigarrillo. Si fumabas en el coche, es recomendable que lo laves también.

Este proceso no debe suponer una tortura. Siempre puedes enfocarlo a cuestionarte el hábito. Pensar en las cosas o las razones que te hacen fumar habitualmente. Después de las comidas, en reuniones sociales, con el café o mientras conduces.

Cualquier situación puede ser desencadenante. Somos animales de costumbres, por lo que debes cambiar también estos hábitos. Para ello, unos cuantos consejos básicos:

  • Elimina los vínculos: Si coges el coche y enciendes un cigarro, coge el autobús, el metro o ve a pie. Si fumas después de comer, sustituye el cigarro por otra cosa, por ejemplo, una onza de chocolate negro, que siempre será más saludable. 
  • Cambia de ubicación: Si siempre te sientas en una terraza a fumar durante las reuniones sociales, cambia de ubicación hacia el interior del restaurante. De esta forma, no podrás fumar dentro.
  • Reemplaza el cigarro: Puedes emplear el chocolate como sustitutivo después de las comidas, pero si echas en falta la estructura del cigarro en tu mano, puedes sustituir el cigarro por un bolígrafo de similar grosor para sujetar en la mano.

 

Trata de no frecuentar espacios asociados al hábito de fumar

Con frecuencia, la mayoría de los fumadores comienzan porque amigos o familiares también lo hacen. Lo ocasional, suele convertirse en hábito y la nicotina surte efecto, creando un adicto al tabaco.

Cuando se trata de dejar de fumar, las reuniones sociales se convierten en espacios desencadenantes y llegan las recaídas. Ya sea por falta de voluntad o presión social, el cigarrillo vuelve a formar parte de tu vida.

Para evitar que esto ocurra, habla con ellos y comenta la situación. La comunicación os permitirá entender la situación y llegar a gestionar los encuentros sin tentaciones de ninguna clase. 

 

Si no encuentras el apoyo esperado, siempre podrás encontrar grupos de apoyo presenciales o en línea que te ayudarán a gestionar las situaciones o, incluso, a realizar esas reuniones sociales sin nicotina de por medio. 

Practica deporte y trata de mantenerte ocupado

El ejercicio físico y una dieta saludable son dos parámetros que debes tener en cuenta siempre en tu vida diaria.

Una alimentación sana, con tabaco y sin deporte, no vale de nada. debes moverte y ejercitarte para poder liberar el estrés y la ansiedad que acumulas en tu día a día. Esto te permitirá sentirte más tranquilo, relajado y liberado, sin necesidad de recurrir al tabaco.

Para hacer las cosas más fáciles, siempre puedes contar con algún amigo o familiar que también realice ejercicio. Podrás estar entretenido, gestionando pensamientos e ideas, sin necesidad de estar enganchado a un cigarrillo.

 

Ahora que sabes cuáles son los 3 puntos más importantes para dejar de fumar, debes armarte de fuerza de voluntad. Dejando el tabaco, podrás respirar y dormir mejor, ganarás en calidad de vida y, sobre todo, en salud.

Siempre y cuando quieras dejarlo, respetes las 3 normas básicas y no recaigas, el camino que te quedará por recorrer será mucho más corto. Piensa en lograr tu objetivo y motívate, porque la salud siempre será lo primero.