| 14 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Combate el cambio de horario con deporte

La llegada de la primavera trae consigo la modificación horaria para aprovechar más las horas de luz del día. Esto afecta a nuestros biorritmos, y el deporte es buen antídoto para adaptarnos

| ESdiario Belleza/Bienestar

Los españoles somos los europeos con el horario más controvertido. En cuanto a finales de mes adoptemos el de verano, adelantando una hora el reloj, tendremos más horas de luz al día, algo que nos predispone a tener una serie de cambios en nuestros biorritmos que hacen que tengamos una serie de desajustes que pueden afectar a nuestro rendimiento general.

En primavera y verano los días son más largos, pero con el cambio horario aún los alargamos más. Esto hace que nuestros hábitos de vida se atrasen, haciendo que también se atrase el momento de acostarnos. Esto lleva consigo dormir menos horas, pues al amanecer antes, el cuerpo tiende a despertarse antes también. 

Tener estas horas de sol extra lo que hace es que nuestro organismo se mantenga activo por más tiempo, haciendo que tengamos menos ganas de acostarnos y que además retrasemos los horarios de las comidas, sufriendo un desajuste importante en las costumbres. Atrasamos la cena, una de las comidas que debemos hacer como mínimo dos horas antes de acostarnos. Esto también influirá en la calidad del descanso nocturno. Es necesario normalizar la vida y adaptarnos al nuevo horario. Además, es recomendable no ingerir bebidas excitantes con cafeína o teínas que nos puedan perturbar el sueño y hacer que tardemos más en dormir. 

Como nos recuerdan desde O2 Centro Wellness, la práctica deportiva es un perfecto aliado para conciliar mucho mejor el sueño y encontrarnos mejor de manera general mientras nos adaptamos a la nueva hora. Eso sí, es recomendable no practicar actividad deportiva antes de acostarnos, ya que aunque haya más horas de luz, no podemos estar corriendo a las 21:00 horas si nos acostamos a las 23:30, pues estaremos más agitados, ya que activamos el metabolismo, y nos será aún más complicado conciliar el sueño. Practicar deporte en una hora más temprana nos ayudará a conciliar el sueño y descansar mejor.