| 06 de Diciembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, ha participado en la capital de la Plana en una rueda de prensa inusual para plantear batalla a la Justicia
La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, ha participado en la capital de la Plana en una rueda de prensa inusual para plantear batalla a la Justicia

Oltra anuncia que desobedecerá una decisión judicial y critica a los magistrados

La vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, reprocha a los jueces "no conocerse las leyes" antes de dictar una resolución

| J.M Edición Castellón

Se acabó la polémica. Los 32 libros de ideología LGTBI que fueron distribuidos en 11 colegios de Castellón se quedarán en las estanterías de estos espacios porque lo ordena Mónica Oltra, y punto. No hay más que hablar. Ya puede decidir el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Castellón la retirada cautelar de los mismos, que si la vicepresidenta considera que la decisión es errónea se hará lo que ella diga. Y si tiene que acusar a la magistrada de incumplir la ley, también lo hará de una forma mucho más sutil gracias al control que ejerce sobre la dialéctica. No es la primera vez- y tampoco se prevé que vaya a ser la última- que la vicepresidenta confunde la separación de poderes entre el legislativo y el judicial, aunque en esta ocasión parece haber puesto el colofón final a sus recelos ante determinadas resoluciones judiciales.

En una rueda de prensa convocada por Compromís en la Feria del Libro de Castellón para defender "la tolerancia y la diversidad" tras la retirada de estos libros, Mónica Oltra ha dejado claro que seguirán en los institutos porque el Ayuntamiento de Castellón no tiene competencias al respecto y el auto del Juzgado “no ha interpelado” en ningún momento a la Conselleria de Educación. Por ello, les reprocha a los magistrados “que no se conozcan la ley” antes de admitir las medidas cautelarísimas solicitadas por la Fundación de Abogados Cristianos, de quien considera que tiene “más de fascistas que de juristas".

 

No se puede permitir que los jueces no conozcan o no apliquen las leyes, que elijan cuáles les conviene aplicar y cuáles no”, critica Oltra. En esta línea ha recordado que actos como el celebrado en Castellón no son solo para “defender la democracia y para diagnosticar primero esa escalada hacia el fascismo”, sino también para “defender la ley”.

Además, insinúa que el acto de “censura” llevado a cabo supone un ataque contra la “democracia y la ley”, cuestionando tanto la resolución como la legalidad de la propia institución que la emite. Pero por si existen dudas sobre cuál es su postura, advierte que todas las bibliotecas valencianas promocionarán la “cultura inclusiva” y tendrán un fondo bibliográfico de la “diversidad y desarrollo sexual respetuoso con los derechos humanos".

 

En el acto también ha participado Verónica Ruiz, concejala de Cultura del consistorio castellonense, quien asegura que “esos libros tienen el objetivo de educar en valores democráticos y en tolerancia” y que “hoy comienza el periodo de tres días para presentar alegaciones, algo que el consistorio hará”, porque sostiene que “esos libros tienen que estar, además de en las bibliotecas, donde ya están, en los institutos”.