| 24 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Bárbara Rey y Bigote Arrocet
Bárbara Rey y Bigote Arrocet

El extraño posado de Bárbara Rey y Bigote Arrocet

La exvedette y el humorista han posado esta semana para una conocida revista. Cual pareja bien avenida, ambos se han dejado ver muy sonrientes y cómplices.

| Isabel Rábago Chismógrafo

 

 

Ha sido sin duda una de las portadas más inesperadas de este año que acaba de comenzar. La revista Semana nos sorprendía con un "posado" de la que dicen es la pareja del momento: Bárbara Rey y Bigote Arrocet. El "posado" en cuestión se trata de una fotografía de ambos, captada en el interior de alguna vivienda, que destaca porque los protagonistas "posan" como una pareja bien avenida, que destaca por una complicidad manifiesta.

Ella sentada sonriente, descansa sus manos en las de él, que se sitúa de pie a su espalda, como si estuviese escoltando un preciado tesoro. Una estampa deseada por toda la prensa que durante estas últimas semanas lleva detrás de la supuesta pareja, para captar una escena similar a la que muestra la revista Semana en portada. Una idílica imagen que la publicación acompaña con un entrecomillado en el que Bárbara y Bigote dicen "estar muy contentos".

Unas declaraciones que muchos han utilizado bien para confirmar esa supuesta relación sentimental o bien para arrear a la artista, sin ningún tipo de miramiento. De hecho, se ha acusado a la vedette de utilizar esta supuesta relación como "una bomba de humo y así, desviar la atención sobre su comparecencia en el Senado para hablar del Emérito". Un tema que la Rey nunca ha eludido. De hecho, fue a esta que escribe y a este digital los primeros a los que Bárbara confirmó que, estaría encantada de ir a declarar al Senado.

 

La actitud de Bigote Arrocet

Lo curioso de todo este asunto es que el que una vez más se sale por la tangente es Bigote. Pero ya se sabe que el humorista, tiene la habilidad de escaparse y dejar a las mujeres con el marrón de contestar a las preguntas incómodas que hacemos la prensa cuando algo no nos huele bien. Y es que en esta repentina exposición mediática hay cosas que me huelen mal, muy mal.

Primero porque o mucho ha cambiado Bárbara o esa portada no es propia de su trayectoria. Bárbara Rey no es una mujer de airear y negociar con sus relaciones sentimentales, no lo necesita, nunca lo ha necesitado. Y de hacerlo, este posado en concreto, a buen seguro elegiría otro decorado y otro tipo de entrevista que iría mucho más allá, que un simple entrecomillado acompañando a una foto realizada en el interior de una vivienda captada por alguien de confianza. Por otro lado, me pregunto dónde y quién hizo esta fotografía y, sobre todo cómo llega a la publicación y si ha habido algún tipo de intercambio monetario sobre ella. Vaya por delante mi aplauso a la revista pues han conseguido una de las fotos más buscadas y solicitadas por revistas y programas.

Preguntar a Bigote está siendo una ardua tarea pues su teléfono está desconectado desde que se hizo pública dicha portada

Sobre quién, dónde, cómo y el motivo de esta sorprendente fotografía hay muchas preguntas sin contestar. Bárbara de momento guarda silencio. Y digo de momento porque me encantaría que ella y solo ella, desvelara qué hay de verdad y qué hay de mentira en esta foto y en su relación con el humorista. Preguntar a Bigote está siendo una ardua tarea pues su teléfono está desconectado desde que se hizo pública dicha portada y los compañeros que hacen guardia a Bárbara aseguran que no se le ha visto estos días por casa de la artista. Luego se quejará de que la prensa especulemos y que somos muy malos, pero saber su versión cuando los hechos le apuntan directamente a él es prácticamente imposible.

Para concluir diré que en esta historia hay algo que no huele bien y no por parte de Bárbara Rey, que estoy deseando que cuente la verdad de toda esta historia en la que nos falta mucha información y que Bigote una vez más: "ni está, ni se le espera".