| 01 de Octubre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Parece que Rosa Benito quería tener lo más lejos posible a Amador Mohedano.
Parece que Rosa Benito quería tener lo más lejos posible a Amador Mohedano.

Rocío Carrasco revela que Rosa Benito la llamó desesperada por zafarse de Amador

Parece que lo de la colaboradora de televisión y exganadora de Supervivientes con su exmarido viene de hace muchos años. No le bastó con irse a Honduras, quería tenerle muy, muy lejos.

| Redacción Chismógrafo

El inminente estreno en Telecinco de En el nombre de Rocío (que tendrá lugar el próximo martes 6 de septiembre, según ha revelado Algo Pasa TV) ha provocado que Mitele Plus adelante la emisión del 13º episodio de la docuserie de Rocío Carrasco a este miércoles, tan solo dos días después de la emisión del último capítulo.

Si en el anterior la hija de Rocío Jurado se centró en el por qué de su nula relación con Gloria Camila, y en el grave accidente de tráfico sufrido por José Ortega Cano en 2011 en el que falleció Carlos Parra (revelando que ella sabía que iba a pasar algo así porque el torero ya tenía, presuntamente, problemas con el alcohol en vida de su madre)  en la nueva entrega lo ha hecho en el retraso de la apertura del museo de La Más Grande y en Amador Mohedano, al que vuelve a dejar en evidencia.

"Siempre he querido que se abriese el museo de Rocío Jurado en Chipiona, pero quería que se abriese en las condiciones que ella se merecía. Yo no podía vincular el museo por una prisa, por una presión electoral, por una presión familiar, por unos intereses económicos de la familia", aseguró con contundencia, dejando claro que es la única del clan que ha luchado en estos años porque las cosas se hiciesen bien por respeto a la memoria de su madre.

Dolida por haber sido tachada de "la mala para todos" y la "culpable" de un retraso de más de 10 años en la apertura del mismo (que por fin tuvo lugar este verano) Rocío aprovechó para mandar un mensaje a su familia mediática, que en más de una ocasión ha cargado públicamente contra ella por torpedear que el sueño de su madre se hiciese realidad poniendo trabas al proyecto del museo: "No iba a vincular el nombre de Rocío Jurado con absolutamente nada que no estuviera dentro de la legalidad. Si lo quieren entender que lo entiendan y si no lo quieren entender que no lo entiendan, pero eso es lo que hay".

Carrasco asegura que los Mohedano tenían prisa por abrir el museo de su madre, pero por dinero

"Ellos sí tenían intereses económicos, porque ya se veían todos pululando por el museo. Amador de director, la otra (se supone que por Gloria Mohedano) en el cochecito llevando a la gente por la ruta turística, otro en el bar, otro vendiendo palomitas en la puerta. Se veían todos colocados ya y yo eso no lo iba a hacer con las condiciones que tenía el museo", añadió, tachando a los miembros de su familia de interesados y dejando entrever que el afán de los Mohedano en que se abriese el museo era no por amor a su madre, sino por sacar tajada del mismo.

Precisamente sobre Amador, Rocío deja en evidencia a su tío al explicar que su salida del museo después de años volcado en su montaje no fue por ella sino "por las fiestas que hizo en el museo hasta las tantas de la mañana". "Yo eso no lo hago, porque tengo 2 dedos de frente y sé que lo que puede pasar es que me echen de un puesto de trabajo si no cumplo con mi obligación", apuntó.

Rosa Benito llamó a Rocío Carrasco para evitar que despidieran a Amador Mohedano

Es más, la hija de Rocío Jurado reveló incluso como, consciente de que estaba en el punto de mira del ayuntamiento de Chipiona y que el trabajo de Amador pendía de un hilo por este cuestionado comportamiento, Rosa Benito la llamó desesperada para intentar que no echasen a su marido. "No quería ni muerta que volviese a Madrid, pero yo no soy la niñera de nadie", contó, asegurando que "yo no soy la culpable ni de que se le echase del museo ni de que Amador volviese para Madrid y le diese por saco a Rosa".

Pero no es la única pulla que dedica a su tío, ya que Rocío deja entrever que se habría quedado con algunas pertenencias de su madre que envió a Chipiona en cajas cuando comenzó el proyecto del museo hace más de una década. "No me fío de Amador, por lo que mandé los camiones pero pedí un notario que levantase acta de todo y a mi primo Antonio que estuviese a su lado en todo momento, y creo que incluso así alguna me ha colado", explicó, revelando que hay cosas que pertenecieron a La más grande que no encuentra: "Tendré que hacer de Colombo e investigar", apuntó con ironía, insinuando que el hermano de Rocío Jurado podría tener mucho que ver en la desaparición de objetos destinados al museo.