| 22 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
María se queda sin marido y sin amante
María se queda sin marido y sin amante

SÁLVAME: Gustavo González, dolido, triste y decepcionado con María Lapiedra

María Lapiedra ha ido a televisión para revelar que siempre le ha sido infiel a su marido con Gustavo. También ha expresado que desea divorciarse... Pero se ha quedado más sola que la una.

| ESchismógrafo Chismógrafo

Fue hacerse público el divorcio de Gustavo González y el escándalo estalló. Muchos ojos se giraron hacia María Lapiedra, que el año pasado confesó que fue la amante del periodista durante ocho años. Quiso aclararlo porque le dolía que la pusieran en duda. Pues bien, la televisiva ha vuelto a aprovechar la coyuntura para salir a la palestra. Primero apareció en Cazamariposas, donde poco contó pero adelantó que hablaría largo y tendido sobre la cuestión.

María cumplió. Este fin de semana, estuvo en Sábado Deluxe para protagonizar un polígrafo. Algunas preguntas eran puro morbo y no aportaban información alguna. Sin embargo, Lapiedra no puso reparos y reveló cuestiones tales como que había hecho el amor con Gustavo en su casa, la que hasta hace unos meses compartía con su mujer y sus hijos.

Lo cierto es que sorprendió que María se adentrara en terrenos tan pantanosos por el dolor que causan a los colaterales. Por ejemplo, también explicó que solo tres meses después de contraer matrimonio con el padre de sus hijas, volvió a encontrarse íntimamente con González. Tampoco pasó desapercibido que mostrara imágenes de un viaje que compartieron y que revelara que, durante el mismo, se desfogaron en la piscina.

A Lapiedra puede salirle muy cara tanta incontinencia verbal. Gustavo está muy decepcionado con ella y, de momento, prefiere guardar distancias. El periodista, que ya ha explicado a quien tenía que hacerlo lo ocurrido durante su matrimonio, no ve bien que María haga públicas ciertas cuestiones que lo único que consiguen es hacer daño. En este punto es inflexible. Por encima de todo están sus hijos, muy afectados por lo sucedido y que desea no sufran más. Esto también se hace extensible a su esposa, una mujer a la que define como maravillosa.

Quienes conocen a María Lapiedra saben que le encanta la televisión. De ahí que no desaproveche la ocasión para sentarse en un plató. Lo sucedido es serio. Sin embargo, ella lo aborda de manera frívola aportando hasta lo innecesario. Lejos de callar, la colaboradora estará el próximo martes en Sálvame. No será la última vez, pues el tema gusta a la audiencia y desde La fábrica de la tele piensan seguir tirando de él. Así las cosas, tenemos María para rato.

 Mientras tanto, Gustavo no quiere hablar más de la cuestión. Seguirá con sus apariciones semanales en Sálvame pero declina ir al Deluxe. En cuanto a María, está dolido, triste y decepcionado por su proceder. Jamás le ha dicho que vaya o deje de ir a un plató. Sin embargo, esperaba que se produjera en otros términos y, por supuesto, sin ahondar en la herida. Mira que era difícil, pero María Lapiedra ha conseguido enfadar a todos los implicados en esta historia.

En estos momentos, María está más sola que la una. Gustavo se ha alejado de ella y su marido se ha ido de casa. Si en un principio no creía nada, ahora ha visto claro que su mujer le ha estado engañando durante todo el tiempo que han estado juntos. Ante sí, la colaboradora de televisión tiene un difícil panorama. Su deseo era iniciar los trámites de divorcio y comprar a su todavía esposo su parte del apartamento donde viven. Estaba convencida de que allí empezaría una nueva vida con el periodista. Todo está en el aíre.