07 de Marzo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Parece que la imagen que daba Ana Duato no tiene nada que ver con la realidad.

Alguien muy cercano a Ana Duato pulveriza la imagen que da por fuera la actriz

La que hasta ahora era la viva imagen de una fachada idílica y perfecta que triunfaba como actriz modélica en La Uno de TVE ha caído como un ídolo de barro. Nada que ver con lo que parecía.

| Maribel Fernández Chismógrafo

No son buenos momentos para Ana Duato, que ahora tiene que sumar una nueva preocupación a su gran lista. Después de que la actriz haya sido acusada de delitos fiscales por los que le piden 32 años de cárcel, es su sobrina la que le ha dado su último disgusto.

Sara Duato entró este domingo en el programa Socialité para explicar cómo se encuentra su tía tras conocer la solicitud de la Fiscalía: "Ha estado con bastante angustia por el tema de Hacienda", a lo que añadía que: "triste, preocupada y agitada". Sin embargo, pronto comenzaba a desvelar que la relación familiar no es del todo buena y no ha tardado en cargar contra ella.

"Se ha ido distanciando", comenzaba explicando, aunque aseguraba que solo unos minutos antes su tía le había escrito para ver como se encontraba tras llevar unos días con síntomas del coronavirus.

Pero la joven no tardó en sorprender tanto a la presentadora como a la audiencia cargando contra su propia tía. "Teníamos buena relación hasta hace unos días que yo me enteré de ciertas cosas", reconocía Sara, que confesaba: "en la familia Duato, si no eres alguien, no te consideran Duato", y arremetió duramente contra los valores de la actriz y su familia.

De lo tajante, aseguraba: "No es la persona que dice ser. Ha hecho tantas cosas benéficas para esconder su falsa vida", sentenció.

Además, también cargó contra el hijo de la actriz, su primo Miguel Bernardeau, al que acusó de saltarse el confinamiento: "Se ha ido a Ibiza con toda la familia y mi primo hizo una parada en Valencia, estuvo en casa de mis abuelos, que son personas de riesgo", asegurando que ésta ha sido la gota que ha colmado su vaso.

Sara no quiere ver a su tía entre rejas: "Sería una gran tristeza", aunque sí que confiesa que está muy decepcionada.