| 08 de Abril de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Tamara Falcó e Íñigo Onieva.
Tamara Falcó e Íñigo Onieva.

La maldición de la boda de Tamara: ahora un robo millonario de joyas

La marquesa de Griñón se ha visto azotada por varias noticias que empañan su enlace esta semana. La última, un robo de película en plena carretera y al estilo Hollywood

| Pedro Morales Chismógrafo

Desde luego, lo del gafe de la boda de Tamara Falcó trasciende la gracia. Los acontecimientos negativos se han ido sucediendo semana tras seamana y el bombazo ha llegado hace unas horas cuando ha trascendido la última noticia.

Y es que se ha sabido que la  Guardia Civil investiga el asalto a una pareja de representantes de joyería de Valladolid que habían acudido a Madrid a mostrarle a la marquesa de Griñón, Tamara Falcón, para su enlace el próximo 8 de julio con el empresario Íñigo Onieva.

Según informa el periódico ABC ha sido confirmado por fuentes policiales. El suceso se produjo en torno a las 21:30 horas de este jueves, cuando los joyeros regresaban desde Madrid hacia Valladolid (ahí es donde tiene su sede principal la empresa, Del Páramo Vintage). Habían salido desde el barrio de Salamanca hacia la ciudad pucelana, de la delegación que tiene la firma en la calle de Zurbarán.

Falsos guardias

A la altura de Las Rozas, en las afueras de Madrid, a la altura del kilómetro 23 de la A-6 (autovía de La Coruña), el vehículo de las víctimas (hombre y mujer y que son hermanos) fue parado violentamente por otro coche, desde el que le hicieron señales para que frenaran. Al menos, eran tres delincuentes, aunque se investiga si hay una cuarta persona.

 

Aunque iban vestidos de paisano, sí que llevaban los chalecos de la Guardia Civil, los que suelen vestir los agentes de Policía Judicial. Les dieron el alto de forma abrupta, y los dos joyeros sospecharon de que algo raro estaba ocurriendo.

Uno de los atracadores sacó un hacha y les pinchó las ruedas, mientras que otro dio varios disparos al aire, con una pistola que se desconoce si era de munición real o de fogueo.

Así fue como se hicieron con el botín, joyas de distinto valor y tipo (pendientes, collares, brazaletes...), que podrían estar valoradas en torno a 2 millones de euros, según ha adelantado El debate. Los delincuentes se subieron a su vehículo y huyeron a toda prisa.

Atracadores con acento suramericano

Agentes de la Comandancia de Tres Cantos han tomado declaración a las víctimas y se encuentran visionando las cámaras de tráfico, así como las de establecimientos cercanos como gasolineras, para dar con el itinerario previo y de huida que siguió el grupo criminal. Los afectados aseguraron que los ladrones tenían acento suramericano y llevaban incluso en el coche rotativos (luces y sirenas) que suelen utilizarse en los vehículos camuflados policiales. El juzgado de guardia de Majadahonda lleva la instrucción del caso.