27 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Ana Soria y Enrique Ponce.

Losantos da una mala noticia a Ana Soria acerca del divorcio de Enrique Ponce

Ni lo firma ni lo va a firmar. Esa la rotunda conclusión a la que ha llegado el locutor, que conoce muy bien los intríngulis de un culebrón amoroso que dista mucho de llegar a su fin.

| ESchismógrafo Chismógrafo

Pasan las semanas y los meses y el divorcio entre Enrique Ponce y Paloma Cuevas no se firma y eso es algo que no ha pasado desapercibido en la crónica rosa de Es la mañana de Federico Jiménez Losantos, que más de una vez ha abordado tan espinoso asunto.

El locutor, en compañía de Alaska y Beatriz Cortázar, analizó de nuevo el culebrón y las razones del torero para no firmar, porque lo que tiene claro es que es una decisión deliberada por parte del torero.

Algo que Losantos tuvo cristalino desde el comienzo: "Enrique no va a firmar los papeles por algo que dije desde el principio basándome en la historia de la humanidad. Que en las herencias no se respeta nada y se rompen las familias. Y lo peor que puedes decir es: a mí no me va a pasar".

Todo se resume en un "problema de dinero": "Aquí ha habido un acuerdo verbal generoso porque estaba él huyendo con una joven a la que conocía hace dos años, y en caliente Enrique y Paloma quisieron ser los mejores amigos. Firmó ella, pero él no firmó… ¿Y por qué si estaban de acuerdo? Porque el acuerdo no le gustó y porque el padrino de Ana Soria es Baltasar Garzón que tampoco ha firmado los suyos".

Algo en lo que coincide Beatriz Cortázar: "Cuando uno no rompe con un papel legal una situación también es verdad que no inicias otra, vives en un limbo de los separados que es muy cómodo hasta que todo se calme".

Y es que una vez confirmada la ruptura, Ponce vio las cosas de otra manera: "Esa teoría no quita la otra, confirmada por varias fuentes, y es que que el tema económico que se firmó en septiembre en un preacuerdo que los dos aceptaron cuando se puso en limpio y a la hora de la verdad Enrique no firmó".

Peor aún, no solo no se firma, sino que "no se va a firmar" salvo que "se renegocie todo".

De hecho, el único obstáculo sería el económico, nada que ver con el familiar o con la custodia de las hijas, con las que pasó unos días antes de Navidad sin ningún problema o impedimento.

Eso sí, el día 23 se marchó, pero no a la de su propia familia, sino "con los Soria" algo que, para Losantos, certifica que el torero "ha roto con todo".