| 25 de Abril de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Terelu Campos y Alejandra Rubio.
Terelu Campos y Alejandra Rubio.

Extrema preocupación de Terelu por su hija Alejandra Rubio: la cruda realidad

Es el ojo que todo lo ve y menos habla. Al menos con la protagonista de la noticia. Otra cosa distinta es lo que cuenta a sus íntimos amigos. Que no son precisamente los televisivos.

| Jesús Manuel Ruiz Chismógrafo

 


Terelu Campos es respetuosa con el tercero. Siempre lo ha sido. Otra cosa distinta es cuando la tercera persona se trata de su hija. Y aquí el noviazgo de Alejandra Rubio con el hijo de Mar Flores no le ha hecho gracia alguna. Está preocupada. No quiere que su hija sufra como lo ha hecho la anterior novia de Carlo Costanzia. Y todo es más que previsible. Más allá de que no le guste que su hija esté con un condenado, los últimos testimonios que retratan a la nueva pareja de “la niña” Alejandra y la actitud chulesca de Carlo la semana pasada tienen a Terelu muy preocupada. Más de lo que su hija se puede imaginar.

 

Campos está muy pendiente de su hija. En muchas ocasiones, la hija mayor de María Teresa ha tenido que poner freno a Alejandra. Al menos cuando era menor de edad . Un hecho que propició que Rubio al cumplir los 18 años se marchara de su casa. Parejas y estudios han sido lo que más veces ha enfrentado a madre e hija.

Cuando no conseguía salirse con la suya en relación a su madre, era entonces cuando llamaba a su padre para conseguir lo que deseaba. Esto ha sucedido en numerosas ocasiones. En la etapa de niñez y también de adolescente. Poli bueno y poli malo. Algo muy habitual en matrimonios divorciados con custodia preferente o exclusiva de la madre.

Terelu Campos, lo que expresa y lo que cuenta a sus amigos íntimos... no los de la tele

La presentadora vigila cada paso de su hija. Es una madre muy protectora. Antes y ahora. Otra cosa es que se lo exprese directamente a su hija. Es el ojo que todo lo ve y menos habla. Al menos con la protagonista de la noticia. Otra cosa distinta es lo que cuenta a sus íntimos amigos. Que no son los televisivos.

Terelu sí ha hablado con su hija y la ha aconsejado de manera seria y contundente. Está está muy pendiente. Como ha hecho siempre. Otra cosa es que Alejandra Rubio desde bien “pequeñita” ha hecho lo que le ha dado la gana. Era muy niña pero se consideraba muy madura para actuar según sus intenciones. Era su creencia. Lejos de los consejos de sus mayores. El tiempo está demostrando la verdad de aquellos consejos.

Los padres de Alejandra Rubio no están de acuerdo con la decisión amorosa de su única hija. Les parece una barbaridad y aberración. Y son conscientes de que su hija se está confundiendo. Terelu Campos se lo ha hecho saber a su hija. Los trapos sucios se lavan en casa como decía Lola Flores.