| 25 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Tony Genil, genio y figura, sigue protagonizando historias para no dormir.
Tony Genil, genio y figura, sigue protagonizando historias para no dormir.

Tony Genil "burla la seguridad en Abu Dabi" y hace llorar al Rey Juan Carlos

Amigo de la Reina Letizia de cuando ambos estaban "estudiando" el inclasificable artista echa por tierra los rumores que le acechaban de cerca en los últimos tiempos y dispara otros nuevos.

| Redacción Chismógrafo

Vivito, coleando, y con la misma imaginación que le convirtió en uno de los personajes más populares de nuestro país a principios de la década de los 2000 gracias a las aventuras y andanzas que contaba emocionado en programas como Crónicas marcianas o Aquí hay tomate.

Podrían ser Paco Porras, Loly Álvarez o el Padre Apeles, pero el que ha reaparecido por todo lo alto ha sido Tony Genil. Desmintiendo los recientes rumores sobre su estado de salud, ha vuelto en plena forma con una de sus revelaciones más sorprendentes.

Tony Genil dice que el Rey Juan Carlos no le invitó: "Me colé allí"

Y es que después de compartir macarrones en su casa con el mismísimo Michael Jackson, el artista ha viajado hasta Abu Dabi para visitar al Rey Juan Carlos. "El Emérito no me recibió, fui yo quien me colé allí con mucha facilidad. Me subí en uno de esos autobuses vips y estuve cantando en la calle donde vive" afirma, desvelando que la canción elegida para hacer recordar al monarca sus raíces fue "España, ¡cuánto te quiero! y creo que se echó a llorar. Le encantó" asegura Genil.

Acerca de cómo se encuentra Don Juan Carlos, Tony desvela que le vio "muy bien" y explica que el padre de Felipe VI le reconoció porque "sabe que soy amigo de Letizia, la Reina". "La conozco de hace mucho tiempo, de cuando iba por Malasaña y estaba estudiando Periodismo ella y yo estaba estudiando canto y nos conocíamos de por allí. Ella era una cría", cuenta...