| 02 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Iñaki Urdangarin.
Iñaki Urdangarin.

Pilar Eyre pone la puntilla a Urdangarin y hunde su futuro laboral y sentimental

La periodista no se ha andado por las ramas a la hora de soltar lo que le espera al exduque de Palma a la vuelta de la esquina. Ni siquiera Ainhoa Armentia puede echarle una mano en esto.

| Redacción Chismógrafo

Sus imágenes llorando desconsolado dentro de un coche durante 20 minutos fueron convenientemente grabadas por las cámaras y generaron mucha atención, análisis y no poco morbo. 

 

Ahora Pilar Eyre echa mano de su blog en Lecturas para ahondar en la situación actual de Iñaki Urdangarin y en verdad que las cosas no parecen muy halagüeñas para el exduque de Palma.

Señala la periodista que el cuñado del Rey Felipe se enfrenta a un futuro sin proyectos, sin un euro y sin el paraguas de la Familia Real.

Y por si fuera poco, añade, tampoco tiene planes compartidos con Ainhoa Armentia. Ni siquiera viven juntos y, por otro lado, Urdangarin tampoco podría contribuir económicamente a la pareja porque no "ingresa nada en absoluto" y solo cuenta con "la ayuda de la pequeña pensión de su madre".

Pilar Eyre cree que la amistad ha sustituido al amor en el caso de Urdangarin y Armentia

Según Eyre, Armentia tampoco gana tanto como para mantenerle y aunque, como a la Infanta Cristina, le da pena, recalca que "la compasión no es un sustituto del amor". 

Aquí es donde la periodista especializada en Casa Real tira de fuentes para explicar que actualmente Iñaki y Ainhoa son "más amigos que amantes". 

Urdangarin tampoco se hace ilusiones con Cristina porque sabe que no hay vuelta atrás, ya lo dijo la Infanta en su momento, que ella no había fallado y que sigue llevando el anillo porque "respeto la institución del matrimonio, llevo el anillo desde hace veinticinco años y lo voy a seguir llevando hasta que me divorcie. ¡Quiero que el mundo sepa que yo no tengo nada de qué avergonzarme!".

Ahora solo pide dos cosas: "Que respeten a mis hijos y que no digan que estoy loca de amor por Iñaki".