| 16 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Kiko Rivera cumplió sus amenazas pero ahora le toca a su tío responder.
Kiko Rivera cumplió sus amenazas pero ahora le toca a su tío responder.

El círculo más cercano de Agustín Pantoja destapa la que le espera a Kiko Rivera

Conocemos la gota que colmó el vaso de la paciencia de Kiko Rivera con su tío, que no piensa amilanarse ni un ápice. La entrevista que el hijo de Pantoja hizo en Telecinco no ayuda nada.

| Isabel Rábago Chismógrafo

 

 

Hace tan sólo unas horas Kiko Rivera acudía a los juzgados de Chiclana para ratificar una denuncia contra su tío Agustín Pantoja.

El hijo de Isabel Pantoja imputa a su tío materno tres delitos: apropiación indebida, estafa y administración desleal. Figuras penales que supondrían varios años de privación de libertad para el hermano de la Pantoja, si la Justicia sentenciara a favor de Kiko.

Para entender esta querella es necesario remontarnos al momento en el que Kiko Rivera otorgó un poder universal, el llamado "poder de ruina", a favor de su tío.

El hijo de la Pantoja hace unos meses aseveraba que firmó "sin ser consciente de lo que firmaba" debido a su adicción confesa a las drogas.

Kiko Rivera quiere que los tribunales sean los que resuelvan

Al parecer el hijo de la Pantoja entiende que su tío no favoreció a sus intereses tal y como le obligaba dicho poder y ahora, muchos años más tarde, quiere sentarle ante los tribunales para que sean ellos quienes resuelvan. Pero en esa querella se esconde algo más. Y es que se requiere por parte del querellante la declaración de la propia Isabel Pantoja. Es decir que Kiko también quiere ver a su madre desfilar de nuevo por un juzgado.



Una situación impensable hace tan sólo un par de años y que supone un paso más para dinamitar todos los posibles puentes que podrían ayudar a una reconciliación familiar. Un paso del que ya avisó el propio Kiko que en declaraciones últimas y públicas dijo "estar cansado de que se rían de mí".

El hijo de Paquirri explicó que recientemente le reclamó a su madre las pertenencias que su padre había testado a su favor y que por lo tanto le correspondían, pero Isabel le dijo no saber dónde se encontraban. Una respuesta que a juicio de Kiko era "insólita" y que le daba la sensación de que su familia materna le estaban tomando el pelo.

Dicen los que le conocen que esa fue la gota que colmó el vaso y que por ello se ha animado a ratificar la querella este jueves en el juzgado que le corresponde.

Agustín Pantoja piensa materializar una demanda para defender su honor


Pero Agustín Pantoja no piensa amilanarse. Así lo aseguran desde su círculo más cercano. Para empezar, piensa materializar una demanda para defender su honor y su intimidad contra su sobrino, Kiko.

Agustín entiende que el hijo de su hermana vulneró sus derechos públicamente, al entrar, durante su entrevista en Telecinco, en cuestiones que pertenecen únicamente a su intimidad más íntima.

Pantoja está convencido de ganar esa batalla ya que en su poder está la sentencia que le define como un personaje "no público" y por lo tanto su esfera privada es igual que cualquier españolito de a pie.

Por otro lado, el hecho de que Kiko haya ratificado su querella en relación a su gestión del poder cedido por él, asegura que podrá demostrar y rendir cuentas sobre su gestión. Así que las espadas siguen en lo más alto en el clan Pantoja. Mientras tanto Isabel permanece en silencio observando desde la distancia como lo que queda de su familia, se desmorona definitivamente.