| 26 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Kiko Rivera e Irene Rosales
Kiko Rivera e Irene Rosales

Destapado el gran secreto que guardaba Kiko Rivera: su nueva y lujosa casa

Con mucha discreción, el hijo de Isabel Pantoja ha concluido la mudanza junto a Irene Rosales a una vivienda mucho más suntuosa e imponente en una población de los alrededores de Sevilla.

| Redacción Chismógrafo

El curso arranca para Kiko Rivera e Irene Rosales con una nueva e importante novedad que la pareja ha llevado con una discreción rayana en el secretismo: el cambio de casa.

Así, el hijo de Isabel Pantoja y su mujer acaban de dejar la casa en la que llevaban viviendo varios años y se han mudado a una residencia bastante más suntuosa en la sevillana localidad de Castilleja de la Cuesta, muy próxima del que ha sido su hogar hasta hace pocos días y donde llegaron a recibir amenazas.

Nada se ha sabido de este traslado y de la mudanza hasta que el Dj y la influencer estaban completamente instalados en su nueva residencia, donde ya hacen vida con total normalidad con sus hijas desde hace unos días.

Situada muy cerca del pequeño chalet donde residieron en los últimos años, la nueva residencia de Rivera y Rosales es un caserón de estilo señorial a la que se han mudado hace tan solo unos días. Una vivienda unifamiliar cuya fachada es muy característica al estar pintada en color corinto aunque todavía parece pendiente de algunos remates.

De dos pisos, la planta baja cuenta con un garaje para acceder directamente en coche y asegurarse la privacidad. Parte de la planta baja que permanece tapiada con ladrillos, lo que podría ser un espacio destinado a un local comercial que, por el momento, continúa vacío.

 

 

Pese a que en su día Rosales confesó en Viva la vida que le gustaría tener una casa con jardín y piscina para sobrellevar las altas temperaturas de Sevilla en verano, a simple vista no se aprecia que su nueva casa los tenga. Bien podría encontrarse en la parte posterior de la casa a salvo de miradas indiscretas, pues la casa ocupa una manzana.

Los periodistas ya han sorprendido en sus entradas y sus salidas a la pareja, que ha vuelto a estar en el punto de mira por las supuestas recaídas del hijo de la tonadillera en las infidelidades y en sus adicciones a las drogas. Nada han dicho a los micrófonos, ni tampoco se han manifestado en las redes sobre su nueva casa, a la espera quizá de alguna exclusiva en televisión o en las revistas.