05 de Marzo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Isabel Díaz Ayuso, en octubre

Ayuso habla de su ruptura con Jairo y de su amistad íntima con Pablo Casado

La presidenta de la Comunidad de Madrid no es nada dada a hablar de su vida privada, pero hizo una breve excepción para dar algunos detalles del fin de su noviazgo.

| ESchismógrafo Chismógrafo

Admirada por unos, detestada por otros, a nadie deja indiferente Isabel Díaz Ayuso. La presidenta de la Comunidad de Madrid se ha convertido, en apenas un año, en un "animal político" conocido,  querido, temido u odiado en toda España. Y en uno de los puntales del PP, donde ocupa por derecho propio un puesto entre los dirigentes con más presente y futuro del partido.

De su vida política se sabe casi todo, pero de su esfera privada apenas se conocen detalles, más allá de un divorcio de su primer marido y una reciente ruptura con Jairo, su novio de la infancia en un pueblo de Ávila con el que volvió a relacionarse justo antes de tomar posesión de ese cargo de relumbre que antes ocuparon Esperanza Aguirre, Joaquín Leguina, Cristina Cifuentes o Alberto Ruiz Gallardón.

Y aunque a ella no le gusta dar cuenta de sus intimidades, ha hecho una leve excepción en una entrevista publicada esta semana en la revista Vanity Fair en la que, por primera vez, hace referencia a su vida sentimental, de manera casi telegráfica: "Nos conocíamos de adolescentes, de salir y verlo por ahí”. Y punto.

 

Ni un detalle más, y ella misma explica la razón: "No voy a hablar del mundo sentimental. Nunca lo he hecho. Me he definido siempre como una mujer muy independiente que ha salido adelante por sí misma. No tengo hijos. Me gustaría, pero por ahora no he podido".

Aunque sí se permite revelar una intimidad que es, a la vez, personal y política: su relación con Pablo Casado, que ha hecho correr ríos de tintas por las supuestas tiranteces entre ambos, una leyenda urbana que no se sustenta en ningún hecho y que la propia Ayuso desmiente explicando, también por vez primera con esta claridad, hasta dónde llega la confianza entre ambos, hasta el punto de que desayunan juntos al menos una vez por semana:

Pablo Casado fue una de las primeras personas que conocí y desde entonces ha sido como un hermano

 "Fue una de las primeras personas que conocí y desde entonces ha sido como un hermano, uno de mis mejores amigos y alguien a quien quiero muchísimo. Vivíamos la política con la misma intensidad. Éramos capaces de no dormir una noche con tal de presentar una campaña, de viajar por todas partes, involucrarnos en todas las peleas", explica.

Su peor momento

Y otra concesión personal, bien dolorosa, relativa a los estragos que la dichosa pandemia ha generado en su entorno más cercano: "Hubo unos días en los que el número de fallecidos se disparaba a 1.000 muertos diarios. No llegaba el material de China, todo se bloqueaba, todo eran malas noticias… Nos faltaban respiradores y medios para enterrar a los fallecidos", comienza.

Para terminar: "Teníamos que decirle a la gente que no se podía despedir de sus seres queridos. Murió un primo mío. Murió el padre de una de mis mejores amigas. Conocí a un montón de personas contagiadas… Todas las malas noticias se concentraron en la última semana de marzo".