14 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

El colista Eibar paga toda la vajilla de un Atlético desatado (5-0)

Después de sumar solo 4 de los últimos 12 puntos en juego, el Atlético de Madrid golea al colista Eibar con dobletes de Correa y Llorente, se da un respiro enorme y certifica su liderato.

| Agustín Díaz Deportes

Sin Luis Suárez, Joao Félix y la ausencia a última hora ya casi habitual de Lemar, Simeone tuvo que inventarse, otra vez, una delantera de chiste. El argentino no confía en Vitolo, uno de esos fichajes fallidos (40 millones de euros tirados a la basura) que jalonan la formidable aventura del Cholo en el Atleti, y Dembele regresa a la convocatoria semanas después de su preocupante desfallecimiento en un entrenamiento. En resumen, el líder de la Liga salió al Metropolitano con Marcos Llorente y Ángel Correa en la punta del ataque. 

El Atlético no salió al campo como si se jugara media Liga. No mordió ante el peor equipo de la competición, el Eibar del siempre modélico Mendilibar que este año pinta muy feo, y el conjunto armero se permitió, incluso, llegar un par de veces con cierto peligro sobre el área de Oblak. 

El dato esclarecedor fue que el primer disparo a puerta del Atlético llegó en el minuto 33 y fue un disparo inocente de Herrera que detuvo Dmitrovic sin problema alguno. Cierto es que en la jugada siguiente, Llorente se hartó de balón cuando podía controlar y ponerse solo delante del portero del Eibar, pero el disparo del madrileño acabó en las nubes. 

Lo único decente del Atleti en los primeros 40 minutos del encuentro fueron las incursiones de Lodi por la banda izquierda aprovechando el agujero que dejan, detrás de sus laterales ofensivos, todos los equipos de Mendilibar. En una de ellas llegó el segundo gol, pero el primero tuvo como prólogo un córner sacado desde la derecha. Herrera peinó en el primer palo y Ángel Correa remachó la jugada de estrategia en el segundo palo. 

 


Al Atleti le había costado 42 minutos abrir el marcador y solo uno más para conseguir el segundo. Pero este tanto merece una explicación porque fue una auténtica obra de arte. Buen desplazamiento hacia la izquierda, gran subida de Lodi y buen centro a Carrasco, control y pase con caño a Correa que, como si fuera un bailarín de danza, realizó una maniobra de ensueño para controlar con la izquierda y mandar a la derecha a la red. Un auténtico golazo

Si el partido no estaba sentenciado, el final del encuentro llegó prácticamente en la primera jugada de la segunda parte. Un buen pase de Saúl (¡aleluya!) dejó a Carrasco solo ante la defensa del Eibar, que falló y concluyó con el balón en las mallas de Dmitrovic. Fueron tres goles en cinco minutos. O mejor, cuatro en diez, porque Marcos Llorente aprovechó otro regalo defensivo del equipo armero, que no supo hacer frente a una buena jugada colchonera, y acabó con el gol del canterano del Real Madrid. 

 


El resto del partido fue un trámite con un Eibar completamente deprimido y un Atleti, ya con Dembele y Vitolo en el césped, que no paró de acumular ocasiones de gol. Después de una buena jugada coral llegó, en el minuto 68, el segundo tanto de Marcos Llorente tras un buen zurdazo en el interior del área. El undécimo gol en la mejor temporada de la carrera del jugador de Las Rozas. 

Y de ahí al final del encuentro, los seguidores del Atlético pellizcándose porque hacía meses que no disfrutaban de una victoria tranquila de su equipo. Pase lo que pase esta jornada, el equipo de Simeone seguirá líder una jornada más